Thursday, January 05, 2006

La Apertura De La Mente Interior

La Enseñanza Lección Nº 20.- LA APERTURA DE LA MENTE INTERIOR



“La mente del intuitivo fluye serena y silenciosa, deliciosamente como fuente cristalina de resplandeciente belleza, entre el augusto tronar del pensamiento”

LAS TRES MENTES
“Las personalidades «kalkianas» son irrespetuosas, irreverentes. Este tipo de personalidad de las escuelas pseudo-esotéricas y pseudo-ocultistas han perdido, no sólo el sentido de la auténtica devoción y de la verdadera religiosidad, sino también el de la veneración a los Patriarcas antiguos. Así que la humanidad, pudiendo ser dirigida por religiones verdaderamente sabias, se ha degenerado en sus sabihondeces ridículas, formándose así la «personalidad kalkiana»”.“Conviene que se sepa confrontar una «personalidad kalkiana» con una personalidad auténticamente esoterista. ¿Cuál es su diferencia? La «personalidad kalkiana» está llena de sabihondeces, embotellada en el Dogma de la Evolución, mal informada sobre la constitución interna del hombre, desconoce los misterios tántricos, teme el desarrollo de la Serpiente Ignea en la espina dorsal, y además, el hecho de estar atiborrada de teorías produce en ella una sensación de auto-suficiencia”.“Incuestionablemente, la «personalidad kalkiana» es víctima del auto-engaño. Cree haberlo logrado todo cuando no ha logrado nada y lo peor es que ha perdido el sentido de la veneración, ha olvidado la verdadera y auténtica religiosidad, ha perdido también la humildad ante el Logos Creador. Esta es la «personalidad kalkiana»”.
Existen por doquiera muchos bribones del intelecto sin orientación positiva y envenenados por el asqueante escepticismo. Ciertamente, el repugnante veneno del escepticismo, contagió a las mentes humanas en forma alarmante desde el siglo XVIII.Antes de aquel siglo la famosa isla Nontrabada o Encubierta, situada frente a las costas de España, se hacía visible y tangible constantemente. No hay duda de que tal isla se halla ubicada dentro de la cuarta vertical. Muchas son las anécdotas relacionadas con esa isla misteriosa. Después del siglo XVIII la citada isla se perdió en la eternidad, nadie sabe nada sobre la misma.En las épocas del Rey Arturo y de los caballeros de la mesa redonda, los elementales de la naturaleza se manifestaron por doquiera, penetrando profundamente dentro de nuestra atmósfera física.Son muchos los relatos sobre duendes, genios y hadas que todavía abundan en la verde Erim, Irlanda; desafortunadamente, todas estas cosas inocentes, toda esta belleza del alma del mundo, ya no es percibida por la humanidad debido a las sabihondeces de los bribones del intelecto y al desarrollo desmesurado del Ego animal.Hoy en día los sabihondos se ríen de todas estas cosas, no las aceptan aunque en el fondo, ni remotamente hayan logrado la felicidad. Si las gentes entendieran que tenemos tres mentes, otro gallo cantaría, posiblemente hasta se interesarían más por estos estudios.Desgraciadamente los ignorantes ilustrados, metidos en el recoveco de sus difíciles erudiciones, ni siquiera tienen tiempo para ocuparse de nuestros estudios seriamente. Esas pobres gentes son auto-suficientes, se hallan engreídas con el vano intelectualismo, piensan que van por el camino recto y ni remotamente suponen que se encuentran metidas en un callejón sin salida.En nombre de la verdad debemos decir que en síntesis, tenemos tres mentes. A la primera podemos y debemos llamarla Mente Sensual, a la segunda la bautizaremos con el nombre de Mente Intermedia. A la tercera la llamaremos Mente Interior.Vamos ahora a estudiar cada una de estas tres Mentes por separado y en forma juiciosa. Incuestionablemente, la Mente Sensual elabora sus conceptos de contenido mediante las percepciones sensoriales externas. En estas condiciones la Mente Sensual es terriblemente grosera y materialista, no puede aceptar nada que no haya sido demostrado físicamente.Como quiera que los conceptos de contenido de la Mente Sensual tienen por fundamento los datos sensoriales externos, indubitablemente nada puede saber sobre lo real, sobre la verdad, sobre los misterios de la vida y de la muerte, sobre el alma y el espíritu, etc.Para los bribones del intelecto, atrapados totalmente por los sentidos externos y embotellados entre los conceptos de contenido de la mente sensual, nuestros estudios esotéricos les son locura. Dentro de la razón de la sin razón, en el mundo de lo descabellado, ellos tienen razón debido a que están condicionados por el mundo sensorial externo. ¿Cómo podría la Mente Sensual aceptar algo que no es sensual?Si los datos de los sentidos sirven de resorte secreto para todos los funcionalismos de la Mente Sensual, es obvio que estos últimos tienen que originar conceptos sensuales. Voy a narrar, para dar más comprensión a estas palabras, algo muy interesante. Hubo una vez un gran Congreso en Babilonia, en la época del esplendor egipcio. Vinieron gentes de Asiria, Egipto, Fenicia, etc.El tema resultaba interesante: se quería saber, a base de puras discusiones analíticas, si el ser humano tenía o no Alma. Es obvio que los cinco sentidos se habían degenerado demasiado; sólo así podemos explicarnos por qué esas gentes escogieron ese tema como motivo del Congreso. En otros tiempos, un Congreso así, hubiera resultado ridículo; nunca se les hubiera ocurrido a los «Lemures» celebrar un Congreso de ese tipo; a las gentes del Continente «Mu», les bastaba salirse del cuerpo físico para saber si tenían o no tenían Alma, y lo hacían con una facilidad tremenda.Tanto en favor como en contra, hubo muchas discusiones. Al fin subió a la Tribuna de la Elocuencia, un gran sabio asirio, educado en los misterios de Egipto, y habló enérgicamente, diciendo: «La razón nada puede saber sobre la Verdad, sobre lo Real, sobre el Alma inmortal; la razón, lo mismo sirve para sostener una teoría espiritualista, o una materialista; podría elaborar una tesis espiritualista con una lógica formidable; también podría estructurar, por oposición, una tesis de tipo materialista, con una lógica similar»...«De manera que la Razón subjetiva, sensualista, nutrida con los datos aportados por los cinco sentidos, da para todo: puede fabricar tesis de tipo espiritualista o de tipo materialista; entonces, no es algo en lo que se pueda confiar... Existe un sentido diferente, que es el de la PERCEPCION INSTINTIVA DE LAS VERDADES COSMICAS (es una facultad del Ser). Pero la Razón subjetiva no puede, por sí misma, darnos verdaderamente ningún dato sobre la Verdad, sobre lo Real; nada puede saber la Razón sensualista sobre los Misterios de la Vida y de la Muerte»...«Ustedes no pueden saber, con sus racionalismos, nada sobre la Verdad, sobre el Alma o sobre el Espíritu; la Mente racionalista no puede saber nada de eso»...Habló aquel hombre con mucha elocuencia, y luego se retiró, se apartó definitivamente de todo escolasticismo; prefirió dejar a un lado el racionalismo subjetivo y desarrollar en sí mismo aquella facultad ya citada por él, y que se conoce con el nombre de «PERCEPCION INSTINTIVA DE LAS VERDADES COSMICAS», facultad que otrora tuviera la Humanidad en general, pero que se atrofió conforme el «Yo psicológico», el «Mí Mismo», el «Sí Mismo», se fue desarrollando...Aquel sabio Asirio, egresado de Egipto, dicen que apartado de toda escuela, se fue a cultivar la tierra y a confiar exclusivamente en esa prodigiosa facultad del Ser. Si vamos un poco más lejos encontraremos, como ya informáramos al paciente lector, que hay una mente diferente a la Mente Sensual, nos referimos a la Mente Intermedia.La Mente Intermedia es diferente, sin embargo tampoco sabe nada en forma directa sobre lo real, se limita a creer y eso es todo. En la Mente Intermedia están las creencias religiosas, los dogmas inquebrantables, etc. Los datos aportados por todas las escuelas religiosas van elaborando un molde espiritual, dogmático y anticuado, en la débil mente humana. Esa forma de pensar, llamémosla, «creyente», es la base de la Mente Intermedia. Más allá de esta Mente, más allá de «creer o no creer», se encuentra la Mente Interior.La Mente Interior es fundamental para la experiencia directa de la verdad. Indubitablemente la Mente Interior elabora sus conceptos de contenido con los datos aportados por la conciencia superlativa del Ser. Incuestionablemente la conciencia puede vivenciar y experimentar lo real. No hay duda de que la conciencia sabe sobre la verdad. Sin embargo para la manifestación, la conciencia necesita de un mediador, de un instrumento de acción, y éste en sí mismo es la Mente Interior.La conciencia conoce directamente la realidad de cada fenómeno natural, y mediante la Mente Interior puede manifestarla. Abrir la Mente Interior sería lo indicado a fin de salir del mundo de las dudas y de la ignorancia. Jesús, el Gran Kabir, advierte a sus discípulos diciéndoles: «Cuidaos de la levadura de los saduceos y de la levadura de los fariseos». Es ostensible que Jesús el Cristo con esta advertencia, se refirió a las doctrinas de los materialistas saduceos y de los hipócritas fariseos.La Mente sensualista, en los Evangelios, es conocida, con todas sus teorías, como la «LEVADURA DE LOS SADUCEOS», es decir, de las doctrinas materialistas, ateístas, como la Dialéctica marxista, por ejemplo. Estas son doctrinas de los sentidos.La «LEVADURA DE LOS FARISEOS» corresponde a la Mente Intermedia. Y, ¿quienes son los «Fariseos»? Son aquellos que asisten a sus Templos, a sus Escuelas, Religiones y Sectas, para que todos los vean. Escuchan la Palabra, pero no la hacen en sí mismos. Son como el hombre que se mira en un espejo y se va; únicamente asisten a sus ritos para que otros los vean, pero nunca trabajan sobre sí mismos, y eso es gravísimo. Se contentan con las simples creencias, no les interesa la transformación íntima. Total, pierden su tiempo miserablemente y fracasan.Don Emmanuel Kant, el filósofo, hace una distinción entre «La Crítica de la Razón Subjetiva» y «La Crítica de la Razón Pura»; no hay duda que la Razón Subjetiva, racionalista, jamás podría aportarnos nada que no perteneciese al mundo de los cinco sentidos. El intelecto, en sí mismo, es racionalista y subjetivo; siempre que oye un tema sobre Reencarnación, o sobre el Karma, exige pruebas, demostraciones; pero las verdades, que sólo pueden ser percibidas por la Mente Interior, no podrían ser demostradas a la gente sensualista.Exigir pruebas sobre eso en el mundo sensorial externo, equivale a exigirle a un bacteriólogo que estudie a los microbios con un telescopio, o algo así como exigirle a un astrónomo que estudie a las estrellas con un microscopio...Exigen, sí, pero las pruebas no se le pueden dar a la Razón Subjetiva, porque ésta no tiene nada que ver con aquéllo que no pertenece al mundo de los cinco sentidos. Los temas como el de la Reencarnación, el Karma, la vida Post-Mortem, etc., son de hecho exclusividad de la Mente Interior, jamás de la Mente Sensual.Amigo lector, si la Razón es un elemento pobre de cognición, ¿piensa que la solución está en la Mente Intermedia? ¡Claro que no! En las creencias uno solo encuentra dogmatismo, fanatismo y suprema ignorancia. No hay duda que la fe es algo diferente. Distíngase entre fe y creencia. Las creencias se encuentran depositadas en la Mente Intermedia, la fe es característica de la Mente Interior.La fe es percepción directa de lo real; sabiduría fundamental; vivencia de eso que está más allá del cuerpo, de los afectos y de la mente. Desafortunadamente existe siempre la tendencia general a confundir la creencia con la fe. Aunque parezca paradójico enfatizaremos lo siguiente: «EL QUE TIENE FE VERDADERA NO NECESITA CREER».Es que la fe auténtica es sapiencia vívida, cognición exacta, experiencia directa. Sucede que durante muchos siglos se ha confundido la fe con la creencia y ahora cuesta mucho trabajo hacerles comprender a las gentes que la fe es sabiduría verdadera y nunca vanas creencias.Los funcionalismos sapientes de la mente interior, tienen como resortes íntimos todos esos datos formidables de la sabiduría contenida en la conciencia.Quien ha abierto la Mente Interior recuerda sus vidas anteriores, conoce los misterios de la vida y de la muerte, no por lo que haya leído o dejado de leer, no por lo que otro haya dicho o dejado de decir, no por lo que se haya creído o dejado de creer, sino por la experiencia directa, vívida, terriblemente real.Esto que estamos diciendo no le gusta a la mente sensual, no puede aceptarlo porque se sale de sus dominios, nada tiene que ver con las percepciones sensoriales externas, es algo ajeno a sus conceptos de contenido, a lo que le enseñaron en la escuela, a lo que aprendió en distintos libros, etc., etc., etc.Esto que estamos diciendo tampoco es aceptado por la Mente Intermedia porque de hecho contraría sus creencias, desvirtúa lo que sus preceptores religiosos le hicieron aprender de memoria, etc. Comprendamos con todo esto, que ni la Mente Sensual ni la Mente Intermedia nos sirven para conocer la Verdad. Alejémonos, como decía Jesús el Cristo, de la «LEVADURA DE LOS SADUCEOS Y DE LOS FARISEOS», y pensemos en abrir la MENTE INTERIOR.¿Cómo la abriremos? Es evidente que no sería posible abrir la Mente Interior si no aprendemos a PENSAR PSICOLOGICAMENTE. Incuestionablemente, cuando alguien empieza a observarse a sí mismo, es señal de que ha empezado a pensar psicológicamente.En tanto uno no admita la realidad de su propia psicología y la posibilidad de cambiarla fundamentalmente, indubitablemente no siente la necesidad de la auto-observación psicológica.Cuando uno acepta la doctrina de los muchos y comprende la necesidad de eliminar los distintos yoes que carga en su psiquis con el propósito de liberar la conciencia, la esencia, indubitablemente de hecho y por derecho propio inicia la auto-observación psicológica.Obviamente la eliminación de los elementos indeseables que en nuestra psiquis cargamos origina la apertura de la Mente Interior. Todo esto significa que la citada apertura es algo que se realiza en forma graduativa, a medida que vayamos aniquilando los elementos indeseables que llevamos en nuestra psiquis.Quien haya eliminado los elementos indeseables en su interior en un ciento por ciento, obviamente habrá abierto su mente interior en un ciento por ciento. Una persona así poseerá la fe absoluta. Ahora comprenderéis las palabras del Cristo, cuando dijo: «Si tuvieseis fe como un grano de mostaza moveríais montañas».

LA ORGANIZACIÓN DE LA PSIQUIS
“Cuando hablo de ORGANIZAR LA PSIQUIS, debe saberse entender. Tenemos que manejar energías, saberlas utilizar; no identificarnos (para no malgastar nuestras energías torpemente), no olvidarnos de sí mismos”.“Cuando uno se olvida de sí mismo y se identifica, entonces no puede dar forma a la psiquis, no puede hacer que se estructure inteligentemente, en sí misma, porque malgasta las energías torpemente. Esto es urgente entenderlo, mis queridos hermanos”...“Así, pues, un Hombre verdadero es un Hombre que ha ahorrado sus energías y que, mediante las mismas, ha podido crear los Cuerpos Existenciales Superiores del Ser. Un Hombre verdadero es aquél que ha recibido sus principios anímicos y espirituales. Un HOMBRE PERFECTO es aquél que ha desintegrado, dijéramos, todos los «elementos psíquicos inhumanos», y que en vez de esos «elementos indeseables», ha dado forma al HOMBRE INTERIOR”.
Viene un alma al mundo y, sin ningún esfuerzo, recibe un cuerpo físico, un cuerpo maravilloso, con unas quince mil millones de neuronas a su servicio.Conforme el niño va creciendo, la Mente Sensual se va abriendo poco, y ésta última, por sí misma, se va informando mediante las percepciones sensoriales externas. Es precisamente con los datos aportados por tales percepciones, como la Mente Sensual, tal como ya afirmamos, elabora siempre sus conceptos de contenido, motivo por el cual ella jamás puede saber algo sobre lo REAL; sus procesos razonativos son subjetivos, se mueven dentro de un círculo vicioso: el de las percepciones sensoriales externas...Ahora comprenderán ustedes, un poco mejor, lo que es la Razón Subjetiva en sí misma. Mas ha de hacerse una plena diferenciación entre Razón Subjetiva y Razón Objetiva.Es obvio que el niño tiene que pasar por los procesos educacionales: Kinder, Primaria, Secundaria, Preparatoria y hasta Universidad. La Razón Subjetiva se nutre con todos los datos que las distintas instituciones escolásticas le aportan, mas en verdad que ningún Instituto docente podría dar al niño, o al joven, o al adolescente, datos exactos sobre ESO que no es del tiempo, sobre ESO que es lo REAL.En verdad, amigos, que las especulaciones de la Razón Subjetiva vienen a conducir al intelectual, al terreno absurdo del utopismo, o en el mejor de los casos, al de las simples opiniones de tipo subjetivo, mas nunca a la experiencia verdadera de ESO que no es del tiempo, de ESO que es la VERDAD.En cambio la Razón Objetiva (que desgraciadamente no recibe ninguna instrucción y para la cual no hay escuelas), permanece siempre abandonada. Los procesos razonativos de la Razón Objetiva nos conducen a postulados exactos y perfectos, pero el niño, de sitio en sitio, es educado subjetivamente; para él no existe ninguna forma de instrucción superior.Los datos que los sentidos aportan a la Mente subjetiva del adolescente (a la Mente Sensual, dijéramos), todas las cuestiones escolásticas, de familia, etc., son meramente empíricas y subjetivas, y eso es lamentable.En un principio, el niño no ha perdido todavía la CAPACIDAD DE ASOMBRO. El se asombra ante cualquier fenómeno; un hermoso juguete despierta en él asombro, y se divierte el niño con sus juguetes. Mas, conforme va creciendo, conforme su Mente Sensual va recibiendo datos de la escuela, del colegio, la CAPACIDAD DE ASOMBRO va desapareciendo, y al fin llega el instante en que el niño se convierte en joven, en un joven ya ha perdido por completo esa capacidad.Desafortunadamente, los datos que uno recibe en los colegios, en las escuelas, en los centros educacionales, en las academias, en las universidades, etc., sólo sirven para nutrir a la Mente Sensual, pero nada más. En esa forma, y con esos sistemas de educación actuales, lo único que se logra es forjarnos una PERSONALIDAD ARTIFICIOSA.En nombre de la verdad hemos de decir que las materias que se estudian actualmente en los Institutos docentes, no tienen relación alguna con las distintas partes del Ser. Por eso es que sólo sirven para falsear los cinco cilindros de la máquina orgánica, quitarnos la CAPACIDAD DE ASOMBRO, desarrollar la Mente Sensual y forjar en nosotros una personalidad falsa, y eso es todo.Es conveniente entender que la Mente Sensual, por muy culta que parezca, nunca podría sacarlo a uno del automatismo y de la mecanicidad en que se encuentra toda la gente, todo el mundo.Si además a esta cuestión le añadimos nosotros los dogmas de fe, las conjeturas espirituales, las hipótesis religiosas de la Mente Intermedia, es obvio que el ser humano se encuentra actualmente en un callejón sin salida, un callejón en el que no puede existir una transformación radical.Una cosa es el hombre meramente animal, es decir, el «animal intelectual», y otra cosa (en verdad muy diferente, por cierto) es el verdadero HOMBRE PSICOLOGICO. Al citar a la palabra «hombre», incluyo también, naturalmente, a la mujer...Nacemos con un cuerpo físico maravilloso, pero en realidad de verdad necesitamos hacer algo más...Formar el cuerpo físico, no es difícil (lo heredamos), pero formar al HOMBRE PSICOLOGICO, sí es difícil. Para formar el cuerpo físico no necesitamos trabajar sobre sí mismos, pero para formar al HOMBRE PSICOLOGICO, sí debemos trabajar en sí mismos.Se trata de ORGANIZAR LA PSIQUIS para crear al HOMBRE PSICOLOGICO, que es el verdadero hombre, en el sentido más completo de la palabra. Distíngase, pues, entre el «animal intelectual» y el verdadero y auténtico HOMBRE PSICOLOGICO.Nosotros necesitamos trabajar sobre sí mismos, si en que queremos crear a tal Hombre. Sin embargo, hay lucha en nosotros: la Mente Sensual y la Mente Intermedia son enemigas declaradas de la Mente Interior.La Mente Sensual, por ejemplo, se identifica con cualquier circunstancia. Si de pronto nos hallamos en opíparo banquete, nos identificamos tanto con las viandas que nos convertimos en glotones. Si se nos brinda una copa, nos identificamos tanto con el vino que terminamos embriagados. Si encontramos en nuestro camino a una persona del sexo opuesto (fascinante, interesante), nos identificamos tanto con aquélla, que terminamos nosotros en fornicaciones o convertidos simplemente en adúlteros. En estas circunstancias, y de este modo, no es posible crear al HOMBRE PSICOLOGICO.Si por alguna parte hemos de iniciar el trabajo de crear al HOMBRE PSICOLOGICO, será trabajando sobre sí mismos y no identificándonos, jamás con ninguna circunstancia, y auto-observándonos de instante en instante, de momento y momento.Hay quienes yerran el camino. Existen Sociedades, Ordenes, Logias, Religiones, Sectas, que pretenden organizar la psiquis humana mediante ciertas máximas de «oro»; comunidades que pretenden, mediante tal o cual máxima, comportarse en todas las circunstancias de la vida, a fin de conseguir algo que ellos llamarían «purificación», «santidad», etc. Todo esto es urgente analizarlo...Es obvio que una máxima cualquiera, de tipo ético, religioso, nunca podría servir de patrón para los distintos aconteceres de la vida. Una máxima, aún estructurada con la LOGICA SUPERIOR de un Ouspensky, por ejemplo, en verdad que jamás podría crear un nuevo Cosmos, ni una nueva Naturaleza.Supeditarnos estrictamente a una máxima, con el propósito de organizar nuestra psiquis, sería absurdo. Esto significaría convertirnos en esclavos...De manera que, conviene que reflexionemos sobre muchos catálogos éticos y códigos morales, con «máximas de oro». Todas esas reglas o «máximas», jamás pueden transformar a nadie. Además, hay factores que hay que analizar, antes de poder entrar uno en el trabajo de organizar la psiquis.Incuestionablemente, un enunciado demostrativo, por ejemplo, por muy rico que él fuese, y perfecto, podría ser falso, y lo que es peor: intencionalmente falso. Así que, al intentar nosotros una transformación de sí mismos, tenemos que volvernos un poco más individuales (no quiero decir «egoístas»). Entiéndase esto como APRENDER A PENSAR MEJOR y en una forma independiente y perfecta.Muchas sentencias sagradas («máximas de oro», como dije; aforismos que todo el mundo considera perfectos), realmente no podrían servir de patrón de medida para conseguir una transformación auténtica y una organización de la psiquis dentro de nosotros.Se trata de ORGANIZAR LA PSIQUIS INTERNA, y tenemos que salir de tanto racionalismo de tipo subjetivo, e ir a los hechos: afrontar nuestros propios errores, como son; no querer nunca justificarlos, no tratar de huir de ellos, no intentar disculparlos.Se necesita que nos volvamos más serios; en la ANALITICA, tenemos que ser, dijéramos, más juiciosos, más comprensivos. Si en verdad no buscamos escapatorias, entonces sí podemos trabajar sobre nosotros mismos para conseguir la organización del HOMBRE PSICOLOGICO y dejar de ser meros «animales intelectuales», como hasta ahora somos.La auto-observación psicológica es básica. Se necesita, en verdad, auto-observarnos de instante en instante, de segundo en segundo. ¿Con qué objeto? ¡Uno! ¿Cuál? Descubrir nuestros defectos de tipo psicológico, pero descubrirlos en el terreno de los hechos, observarlos directamente, juiciosamente, sin evasivas, sin disculpas, sin escapatorias de ninguna especie.Una vez que un defecto ha sido debidamente descubierto, entonces y sólo entonces, podemos nosotros comprenderlo...Muchos, cuando intentan comprender un error, lo justifican, o lo evaden, o lo esconden de sí mismos, y eso es absurdo. Hay también algunos que, al descubrir tal o cual defecto en sí mismos, comienzan con su Mente (dijéramos, teorética) a hacer especulaciones y eso es gravísimo, porque como ya dije, las especulaciones de la Mente (meramente subjetivas) van a desembocar, forzosamente, en el terreno del utopismo...Así, pues, si se quiere entender un error, las especulaciones meramente subjetivas deben ser eliminadas, y para que sean eliminadas, se necesita haber observado el error directamente. Sólo así, mediante una correcta observación es posible corregir la tendencia a la especulación.Una vez que uno ha comprendido íntegramente cualquier defecto psicológico, en todos los niveles de la Mente, entonces sí puede darse el lujo de quebrantarlo, de desintegrarlo, de reducirlo a cenizas, a polvareda cósmica. La Mente, por sí misma, puede rotular cualquier defecto con distintos nombres, puede pasarlos de un nivel a otro, esconderlo de sí misma, esconderlo de los demás, pero nunca desintegrarlo.Muchas veces lo he dicho anteriormente: necesitamos de un poder que sea superior a la Mente, de un poder que, en verdad, pueda reducir a cenizas cualquier defecto de tipo psicológico.Afortunadamente, ese poder existe en el fondo de nuestra psiquis. Me refiero, claramente, a Stella Maris, la Virgen del Mar, que es una variante de nuestro propio Ser, pero derivado. Si nosotros nos concentramos en esa FUERZA VARIANTE que existe en nuestro interior (y que los egipcios denominaron «ISIS», los aztecas «TONANTZIN», los romanos «DIANA», etc.), seremos asistidos. Entonces, el defecto en cuestión podrá ser reducido a polvareda cósmica.Cualquier «agregado psíquico», viva personificación de tal o cual error, una vez que ha sido desintegrado, libera un porcentaje de eso que se llama «ESENCIA». Es claro que, dentro de cualquiera de esas «botellas» conocidas como «agregados psíquicos», existe ESENCIA o CONCIENCIA ANIMICA enfrascada. Al quebrantar éste o aquél error, el porcentaje de Esencia, allí depositado, es liberado.Cada vez que un porcentaje de Esencia Búddhica es liberado, aumenta de hecho y por derecho propio el porcentaje de Conciencia. Así, conforme nosotros vamos quebrantando los «agregados psíquicos», el porcentaje de Conciencia despierta se irá multiplicando, y cuando la totalidad de los «agregados psíquicos» sea reducida a cenizas, la Conciencia habrá despertado, también en su totalidad.Si tan sólo hemos quebrantado un cincuenta por ciento de «elementos indeseables», obviamente poseeremos un cincuenta por ciento de Conciencia Objetiva, despierta. Mas si nosotros conseguimos quebrantar el ciento por ciento de los «agregados psíquicos indeseables», logramos de hecho y por derecho propio, un ciento por ciento de Conciencia Objetiva. Así es que, a base de multiplicaciones incesantes, nuestra Conciencia irá resplandeciendo cada vez más; eso es obvio...Lograr el absoluto despertar es lo que queremos en estos estudios. Necesitamos una transformación radical. Necesitamos una completa Revolución de la Dialéctica para entrar sin más teorías en ese Camino estrecho, angosto y difícil que nos conduce a la liberación final...


IMAGINACION, INSPIRACION E INTUICION
“A la altura del entrecejo, en la Espina Dorsal, existe un Centro Magnético formidable; quiero referirme, claramente, a la «Iglesia de Filadelfia». Quien despierta ese centro se hace CLARIVIDENTE; podrá ver, por sí mismo y en forma directa, las dimensiones cuarta, quinta, sexta y séptima, y entonces tendrá conceptos diferentes”.“Más allá del centro de la Clarividencia, tan indispensable para conocer por sí mismos y en forma directa qué es lo que sucede cuando uno se muere, qué es lo que pasa cuando uno nace, qué son los Misterios de la Vida y de la Muerte, etc., existe también otro centro extraordinario; me refiero ahora al centro de la glándula Pineal, al centro aquél que el Apocalipsis denomina «Iglesia de Laodicea». El que logre despertar tan maravilloso centro, se volverá INTUITIVO en alto grado; pero eso sí: hay que distinguir entre los procesos razonativos y los procesos intuitivos”.“La razón se fundamenta en el proceso de la opción; el intuitivo no necesita razonar: sabe todo «porque sí», por que lo sabe, sin el proceso deprimente de la opción”.“Estoy hablando de PODERES PSIQUICOS, de PSICOLOGIA EXPERIMENTAL, revolucionaria y trascendente. A eso he venido esta noche: a platicar con ustedes, porque quiero que ustedes se eleven al estado del Super-Hombre. Ha llegado la hora de luchar de verdad por una transformación radical; dentro de nosotros existen, en estado latente, poderes formidables, pero es necesario despertarlos, salir de este estado de debilidad en que nos encontramos”...“Hoy por hoy somos víctimas de las circunstancias, no sabemos dirigir circunstancias; somos víctimas y nada más que eso: ¡Víctimas!”.
Conviene que ahondemos un poco, ahora, en la cuestión de las facultades. El intelecto, en sí mismo, es una de las facultades más toscas en los Niveles del Ser; si lo queremos volver todo intelecto, jamás llegaremos a la aprehensión de las verdades cósmicas. Indubitable, existe más allá del intelecto, otra facultad de cognición; quiero referirme a la IMAGINACION.Mucho se ha subestimado tal facultad. Algunos hasta la denominan, despectivamente, la «loca de la casa» (título injusto, porque si no fuera por la Imaginación, no existiría la grabadora, el automóvil, el ferrocarril, etc.).El sabio que tiene que hacer un invento, tiene primero que imaginárselo, y luego plasmar esa imagen en el papel. El arquitecto que quiere hacer una casa, tendrá primero que imaginársela, y después la podrá trazar en el plano.¿Que hay dos clases de Imaginación? No lo podemos negar. A la primera podríamos denominarla «IMAGINACION MECANICA»; tal tipo de Imaginación es la misma FANTASIA, constituida por los desechos de la memoria, y es hasta perjudicial.Mas existe en verdad otro tipo de Imaginación: es la «IMAGINACION INTENCIONAL», o sea la «IMAGINACION CONSCIENTE»...La Naturaleza misma posee Imaginación, eso es obvio. Si no fuera por la Imaginación, todas las criaturas de la Naturaleza estarían ciegas, mas gracias a esa poderosa facultad, existe la percepción, se forman las imágenes en el CENTRO PERCEPTIVO DEL SER, o CENTRO PERCEPTIVO DE LAS SENSACIONES. La Imaginación creadora de la Naturaleza, ha dado origen a las múltiples formas existentes en todo lo que es.En tiempos de los «Hiperbóreos» y de los «Lemures», no se usaba el intelecto, se usaba la Imaginación; entonces el ser humano era inocente, y el maravilloso espectáculo del Cosmos, se reflejaba como en un lago cristalino sobre su Imaginación. Era otro tipo de Humanidad; hoy causa dolor ver cómo muchas gentes han perdido ya hasta la mismísima Imaginación, es decir, se ha degenerado espantosamente esta facultad.Es posible desarrollar la Imaginación, y ésto nos llevaría más allá de la Mente Sensual, ésto nos llevaría a nosotros a PENSAR PSICOLOGICAMENTE. Sólo el Pensar Psicológico puede abrirnos las puertas de la Mente Interior; si uno desarrolla la Imaginación, puede aprender a Pensar Psicológicamente...IMAGINACION, INSPIRACION e INTUICION, son los tres caminos obligatorios de la Iniciación; pero si nos quedamos nosotros embotellados exclusivamente en los funcionalismos sensoriales del aparato intelectual, no será posible subir por los escalones de la Imaginación, de la Inspiración y de la Intuición...No quiero decir que el intelecto no sirva; lejos estoy de hacer tan magna afirmación. Toda facultad dentro de su órbita es útil; un planeta cualquiera es útil dentro de su órbita, pero fuera de ella sería inútil y catastrófico. Lo mismo pasa con las facultades del ser humano: tienen su órbita. Querer sacar a la razón de su órbita es absurdo, porque se cae en el escepticismo materialista...¿Por qué muchas gentes, llamémoslas estudiantes del pseudo-esoterismo y del pseudo-ocultismo, tan en boga por estos tiempos, están luchando siempre contra las dudas? ¿Por qué muchos viven «mariposeando» de escuela en escuela, y al fin llegan a la vejez sin haber realizado nada?A través de la experiencia he podido observar que aquéllos que se quedan embotellados en los razonamientos, que aquéllos que quieren comprobar la Verdad con el intelecto, fracasan, porque cometen el error de querer estudiar astronomía (hablando en forma simbólica), con el microscopio, o querer estudiar bacteriología con el telescopio.Si queremos que cada facultad esté en su lugar, en su órbita, es obvio que debemos rechazar «de plano» las doctrinas de los «SADUCEOS» y de los «FARISEOS», y aprender a PENSAR PSICOLOGICAMENTE.Necesitamos subir por la escalera de la Imaginación, posteriormente pasar al segundo escalón, que es el de la Inspiración y al fin llegar a la verdadera Intuición...¿Cómo se desarrolla la Imaginación? Se pueden realizar ejercicios científicos. Para bien de nuestros lectores veamos uno de ellos: Se coloca un vaso de cristal cerca de uno. En el fondo del vaso, se deposita un espejo, y se añade agua y unas gotas de azogue (mercurio). Se concentra uno en el centro mismo del agua, y sobre ella, de forma tal que la vista atraviese el cristal.Se tratará de ver, en ese agua, la «LUZ ASTRAL», se hará un gran esfuerzo para verla. En un principio no se verá nada, eso es obvio. Después de algún tiempo de ejercicio, se verá con colores ese agua, se comenzará a percibir la «LUZ ASTRAL». Si después de un tiempo va uno por una calle, por ejemplo, se verá una peculiar «cinta de luz», y si pasa un coche, podrá contemplarse a éste moviéndose por tal «cinta de luz».Llegará un día en que no se necesitará el vaso con agua para ver, porque la facultad ya se haya desarrollado. Entonces se verá el aire de distintos colores, se verá el «AURA» de las gentes. Cada persona tiene un AURA DE LUZ a su alrededor, y ésta adquiere diversas tonalidades. El azul, por ejemplo, indica espiritualidad. Un «Aura» verde fuerte indica desconfianza, o celos. El verde brillante, escepticismo. El gris plomizo, egoísmo. Un gris moreno, tristeza, melancolía. El rojo centelleante, ira o mentira. El rojo sangre, un rojo sucio, lujuria. El negro, odio. El amarillo, inteligencia. El anaranjado, orgullo. El violeta, mística trascendental, elevada, etc.Obviamente, para llegar a ver así el Aura de las gentes, hay que trabajar mucho en este ejercicio. Todos los días deberá practicarlo, como mínimo diez minutos. Ahora, si alguien pudiera practicar durante media hora, el avance sería más rápido, lógicamente.Lo interesante de este ejercicio es que se pueda practicar durante tres años seguidos, sin dejar ni un solo día de hacerlo. Se puede practicar ya sea de día o de noche, a la hora que se quiera, pero practicarlo. Así si uno se va de viaje, pues tendrá que practicarlo donde llegue; en el hotel o donde pueda, pero no dejar pasar el día sin el ejercicio.Si uno en la vida tuviera esa tenacidad para no fallar ni un solo día, ese alguien adquiriría la IMAGINACION OBJETIVA o CLARIVIDENCIA, que es otro término que le daríamos a la Imaginación... Claro que éste no sería el único ejercicio para el desarrollo de esa facultad, podríamos apelar también al sistema de la meditación, veamos:Sentados en un cómodo sillón, con el cuerpo bien relajado, o acostados en el lecho y con la cabeza hacia el norte, deben imaginar la semilla de un rosal, por ejemplo. Esta ha sido sembrada, cuidadosamente, en una tierra negra y fértil. Imaginemos que la regamos con el agua pura de vida, visualicemos el proceso de crecimiento, cómo brotan espigas del tallo, y cómo al fin brotan ramas y hojas, hasta que estas últimas cubren toda la planta. Imaginemos, por fin, como surgen unos pequeños capullos que van abriéndose como espléndidas rosas.En el estado de «MANTEIA», como dijeran los Iniciados de Eleusis, debemos llegar a sentir en sí mismos hasta el aroma que se escapa de entre aquellos pétalos de la rosa.La segunda parte del trabajo imaginativo consistirá en visualizar el proceso del morir de todas las cosas. Imagínense cómo aquellos pétalos olorosos van cayendo poco a poco, marchitos; cómo aquellas ramas, que otrora eran fuertes, se van convirtiendo, después de algún tiempo, en un montón de leños, y al fin llega el huracán, el viento, y arrastra a todas las hojas y todos los leños...La meditación de fondo sobre el proceso del nacer y del morir de todas las cosas, practicado en forma asidua, diariamente, es claro que a la larga vendrá a darnos la «PERCEPCION INTERIOR», profunda, de aquéllo que podríamos denominar «MUNDO ASTRAL».Debemos de advertir a todo aspirante, que cualquier ejercicio esotérico, incluido éste, requiere la CONTINUIDAD DE PROPOSITOS, porque si practicamos hoy y mañana no, nos estamos engañando a nosotros mismos y perdiendo el tiempo miserablemente. Habiendo de verdad aplicación en el «Trabajo Esotérico», es posible el desenvolvimiento de esa facultad preciosa de la Imaginación...Si alguna vez, durante la meditación, surgiera en nuestra Imaginación algo nuevo, algo distinto a la rosa, es señal evidente que ya estamos progresando. En un principio, las imágenes carecen de colorido, pero conforme trabajamos, se van revistiendo de múltiples encantos y colores. Así progresamos en el «Trabajo Interior Profundo»...Avanzando un poco más, la Imaginación nos llevaría a la recordación de nuestras existencias anteriores. Incuestionablemente, quien haya desarrollado en sí mismo la facultad imaginativa, bien podría tratar de capturar o de aprehender, el último instante de su pasada existencia. En ese «Espejo Traslúcido» de su Imaginación, se reflejaría su lecho de moribundo. Así es que, alguien podría haber muerto en un campo de batalla o en un accidente, y sería interesante ver eso que en la pasada existencia nos sucedía en el último instante...Continuando con este proceso tan maravilloso, relacionado con la Imaginación, podría intentarse conocer, ya no el último instante de la existencia anterior, sino de la penúltima o de la antepenúltima, conocer en esa existencia cómo fue nuestra vejez, nuestra juventud, la adolescencia, la niñez...Así vendríamos a verificar, por experiencia directa, la «Ley del Eterno Retorno de todas las cosas». No es el intelecto el que puede verificar tal Ley y comprobar si hemos vivido anteriormente; con el intelecto podemos discutir, tal vez afirmar o negar, pero eso no significa verificar.La Imaginación o Clarividencia, les abrirá las puertas de los «Paraísos Elementales de la Naturaleza». Si con la Imaginación tratamos de percibir un árbol, si meditamos sobre el mismo, veremos que está compuesto de multitud de pequeñas hojas, etc., mas si logramos ahondar un poco, veríamos la vida íntima del árbol, algo que podríamos denominar como su «ELEMENTAL» o «ALMA».Cuando uno está en estado de éxtasis, percibe la Conciencia del vegetal; es obvio que entonces ve, con claridad perfecta, que esa es un «CRIATURA ELEMENTAL» que tiene vida, que no es perceptible para los cinco sentidos, que no es perceptible para la capacidad razonativa, que está excluida totalmente del proceso sensorial...Interesante resulta saber que en pasos posteriores, se puede llegar a conversar, a platicar con los «ELEMENTALES» (obviamente, en la Cuarta Vertical hay sorpresas insólitas). La «Tierra Prometida» de que nos habla la Biblia, es la misma Cuarta dimensión, la Cuarta Vertical de la Naturaleza, el «Paraíso Terrenal», la «Tierra Prometida», donde los ríos de agua pura de vida, manan leche y miel...La Imaginación creadora, incuestionablemente, es el espejo del alma; desarrollándola mediante reglas esotéricas exactas traerá la verificación de lo que aquí estamos afirmando. Les invito a ustedes al análisis psicológico, les invito a desarrollar esa facultad cognoscitiva, conocida desde siempre como Imaginación...La Imaginación creadora le permite a uno saber por sí mismo, que la Tierra es un organismo vivo. Decía una afirmación neoplatónica que el «Alma del Mundo está crucificada en la Tierra»... Ese «Alma del Mundo» es un conjunto de Almas, un conjunto de vidas que palpitan y tienen realidad. Para las gentes «Hiperbóreas», los volcanes, los mares, los metales, las gargantas profundas de las montañas, el huracanado viento, el fuego que flamea, las piedras rugientes, los árboles..., no eran sino el cuerpo de los Dioses. No veían aquellos Hiperbóreos, en la Tierra, algo muerto; para ellos el mundo tenía vida, y la tenía en abundancia.En aquella época se parlaba en el «ORTO PURISIMO DE LA DIVINA LENGUA», que como «un río de oro, corre bajo la selva espesa del Sol»... Se sabía tocar la Lira, se arrancaban de esta las más extrañas sinfonías. Todavía no había caído, sobre el pavimento, la Lira de Orfeo hecha pedazos. Esos eran otros tiempos, esa era la época de la «ANTIGUA ARCADIA», cuando se rendía culto a los dioses de la Aurora, y cuando se festejaba todo nacimiento con fiestas místicas trascendentales...Si ustedes desarrollan en forma eficiente la facultad de la Imaginación, no solamente podrían recordar sus existencias anteriores, sino también comprobar en forma específica lo que aquí estoy expresando didácticamente.Mas la Imaginación, por sí misma, no es más que el primer escalón en la «Iniciación». Un segundo escalón más elevado, nos lleva a la Inspiración. La facultad de la Inspiración nos permite platicar, cara a cara, con toda partícula de vida elemental; la facultad de la Inspiración nos permite sentir, en nosotros mismos, el palpitar de cada corazón...Imaginemos por un momento, nuevamente, el ejercicio del rosal. Si después de todo, si concluido el meditar en el nacer y en el morir del mismo, desaparecieron los leños y las hojas de la rosa, si queremos saber algo más, necesitamos la Inspiración... Ha nacido la planta, ha dado frutos, ha muerto, y después de todo ¿qué?Necesitamos la Inspiración para saber cuál es el significado de ese nacer y de ese morir de todas las cosas. La facultad de la Inspiración es todavía más trascendental. Se trata de dejar a un lado el simbolismo sobre el cual hemos meditado, se trata de capturar su significado interior, y para ésto se necesita de la emoción, del Centro Emocional. Este Centro viene a valorizar el «Trabajo Esotérico» de la Meditación. El Centro Emocional nos permite sentirnos inspirados, y luego de inspirados, conocemos el significado del nacer y el morir de todas las cosas...Con la Imaginación podemos verificar la realidad de la existencia anterior; con la Inspiración podemos capturar el significado de la existencia anterior: su motivo, su causa, su por qué... La Inspiración está, por tanto, un paso más allá de la facultad de la Imaginación Creadora. Con la Imaginación podemos verificar la realidad de la Cuarta Vertical, pero la Inspiración nos permite capturar su honda significación...Por último, más allá de la Imaginación y de la Inspiración, tenemos nosotros que llegar a las cimas de la INTUICION. De esta forma, Imaginación, Inspiración e Intuición, se convierten en las tres escalas de la «Iniciación»...La Intuición es algo diferente. Volvamos al rosal de nuestro ejemplo. Con la Imaginación lo hemos visto nacer, crecer y por último morir; la Inspiración nos permitió conocer el significado de todo eso; pero la Intuición nos llevará a la realidad espiritual de ese proceso, entonces penetraremos, con esa preciosa facultad superlativa, en un mundo exquisitamente espiritual; nos encontraremos, cara a cara, no sólo con el «Elemental» del rosal, sino con su misma «Chispa Virginal», con su «Mónada Divinal», con la «Partícula Ignea», suprema, del rosal.Penetraremos en un mundo donde hallaremos a los «Elohim Creadores», citados por la Biblia hebraica o mosaica. Veremos a toda la «Hueste Creadora», al «Ejército de la Palabra», es decir, hallaremos al «Demiurgo Creador del Universo»...Es la Intuición la que nos permite conversar cara a cara con los «Elohim», con los «Angeles», con los «Tronos», y ya no serán para nosotros una mera especulación o creencia, sino una realidad palpable, manifiesta, ya que la Intuición podría permitirnos el acceso a las regiones superiores del Universo y del Cosmos. El Mundo de la Intuición es el Mundo de las Matemáticas (de lo exacto y verdadero). El estudiante que quiera elevarse al Mundo de la Intuición debe ser matemático, o por lo menos siquiera tener nociones de aritmética. LAS FORMULAS MATEMATICAS CONFIEREN EL CONOCIMIENTO INTUITIVO.El estudiante se debe concentrar en una fórmula matemática y meditar profundamente en ella. Después vaciar la mente de cualquier pensamiento que pueda abstraernos y aguardar que el Ser Interno nos enseñe el concepto de contenido encerrado en la fórmula matemática. Por ejemplo, antes de que Kepler enunciase públicamente su famoso principio de que «los cuadrados de los tiempos de las revoluciones de los planetas alrededor del Sol, son entre sí, como los cubos de sus distancias», ya la fórmula existía, estaba contenida en el Sistema Solar, aun cuando los sabios no la conocían.El estudiante puede concentrarse mentalmente en esta fórmula, vaciar la mente, adormecerse con la mente quieta y en silencio, y aguardar que su propio Ser Interno le revele los secretos maravillosos contenidos en la fórmula de Kepler. La fórmula de Newton acerca de la Gravitación Universal, también puede servir para ejercitarnos en la Intuición. Esta fórmula es la siguiente: «Los cuerpos se atraen entre sí en razón directa de sus masas y en razón inversa del cuadrado de las distancias».Si el estudiante practica con tenacidad y suprema paciencia, su propio Ser Interno lo enseñará e instruirá en la Obra. Entonces estudiará a los pies del Maestro; se elevará al Conocimiento Intuitivo. Por medio de la Intuición podemos estudiar directamente Cosmogénesis, Antropogénesis, etc. La Intuición nos permitirá penetrar en los Templos de la «Fraternidad Universal Blanca», en los Templos de los «Elohim», «Kumarás» o «Tronos». La Intuición nos permitirá conocer el Génesis de nuestro mundo, con la Intuición podremos asistir a la aurora misma de la creación; saber, no por lo que haya dicho alguien, sino por vía directa, cómo surgió este mundo en que habitamos, en qué forma fue creado, de qué manera hizo su aparición dentro del concierto de los mundos. La Intuición nos permitirá saber, ya en forma específica y directa, lo que no saben los brillantes intelectos de la época...Existen muchas teorías respecto al mundo, al Universo, al Cosmos, y éstas pasan de moda constantemente, como remedios de farmacia, como las modas de las damas y de los caballeros. A una teoría sigue otra, y otra, y otra, y al fin el intelecto no sabe sino fantasear de lo lindo, especular, sin poder experimentar jamás lo Real.Grandioso es poder asistir al espectáculo del Universo, sentirse uno, por un momento, parte de la creación; mirar el mundo como si éste fuera un teatro, y uno un espectador; evidenciar como un planeta sale de entre el Caos, cómo da origen el «Real Ser» a cualquier unidad cósmica.Es la Intuición la que nos permite saber que la Tierra existe por el «Karma» de los Dioses, porque sino, no existiría. Es la Intuición la que le permite a uno verificar el crudo realismo de tal «Karma». Ciertamente aquellos Elohim que en su conjunto constituyen lo Divinal, actuaron en un pasado ciclo de manifestación, mucho antes de que la Tierra y el Sistema Solar hubieran surgido a la existencia...Veamos un caso muy simpático. Mucho se discute sobre la Luna. Piensa mucha gente, que ésta es un pedazo de Tierra lanzado, por la fuerza centrífuga del Universo, al espacio; algo así como quien dispara un cohete atómico.La Intuición le permite a uno verificar las cosas en forma completamente diferente. La Intuición le permite a uno saber que la Luna es muchísimo más antigua de la Tierra. Por eso es que nuestros antepasados de Anahuac se referían a ella como nuestra «abuela Luna». Si ésta es la madre de la tierra, y la Tierra es nuestra madre, resulta que la Luna es nuestra abuela, como decían los sabios de Anahuac.La Tierra, realmente, surgió mucho más tarde, en el devenir de los siglos. La Luna fue un mundo rico en el pasado, y tuvo vida mineral, vegetal, animal y humana, mares profundos, volcanes que hicieron erupción, etc. Los mismos científicos actuales, han tenido que rendirse ante la evidencia concreta que la Luna es más antigua que la Tierra.Aquellos Iniciados que cometieron el error de afirmar que la Luna fue un pedazo desprendido de la Tierra, ahora quedaron mal, cuando se verificó con aparatos especiales, mediante el estudio de los metales traídos de la Luna, que ésta es más antigua que la Tierra.Tuvo abundante vida, fue un mundo rico... ¿Por qué se convirtió en un cadáver? La Intuición le permite a uno saber que todo lo que nace tiene que morir, y que todo mundo estrellado, a la larga se convierte en una nueva Luna.Cuando nuestro satélite exhaló su último aliento, su «ANIMA-MUNDI» se sumergió en el seno del «ETERNO PADRE COSMICO COMUN» y cuando llegó de nuevo un «día de actividad», el «ANIMA-MUNDI» de la Luna, tomó nuevo cuerpo, se reencarnó en esta Tierra. Todas las criaturas que otrora existieron en la Luna, murieron, pero los gérmenes de la vida vegetal, animal o humana, no murieron. Esos gérmenes o almas, proyectados por los «Rayos Cósmicos», quedaron depositados aquí, en este nuevo planeta...Cuando uno hace una afirmación de éstas frente a un grupo de gente instruida, ante aquellos que están acostumbrados a jugar malabarismos con la mente, ante los fanáticos de los silogismos, de los presilogismos y de los esilogismos del racionalismo subjetivo, obviamente se expone a la burla, al sarcasmo, a la ironía, al vejamen, a la sátira, porque ésto no puede ser admitido jamás por el racionalismo subjetivista del intelecto; ésto que estamos afirmando, sólo es asequible a la Intuición.Si usted, amigo investigador, quiere algún día llegar de verdad a la «Iluminación», a la percepción de lo Real, al conocimiento completo de los Misterios de la Vida y de la Muerte, necesitará subir, incuestionablemente, por las graderías maravillosas de la Imaginación, de la Inspiración y de la Intuición. El mero racionalismo jamás podría llevarnos hasta allí, a esas experiencias íntimas. En modo alguno nos pronunciamos nosotros contra el intelecto; lo que queremos es especificar funciones, y eso no es un delito. El Intelecto es útil dentro de su órbita; fuera de ella, repito, resulta inútil.Si nos fanatizamos con el intelecto, y «de plano» nos negamos a PENSAR PSICOLOGICAMENTE, quedaremos atrapados exclusivamente en lo físico y sensorial, y hasta puede que nos convirtamos en fanáticos de la dialéctica marxista...Sólo el PENSAR PSICOLOGICO abrirá la Mente Interior, y ésta nos hará subir por los tres escalones de la «Iniciación». La Mente Interior es la misma «Razón Objetiva», especificada claramente por un Gurdjieff, o por un Ouspensky, o por un Nicoll. Poseer la «Razón Objetiva» es haber abierto la Mente Interior. La Mente Interior funciona exclusivamente con los «intuitos», con los datos del Ser, de la Conciencia, de lo Superlativo, de aquello que es trascendental y trascendente en nosotros...

2 Comments:

Anonymous Anonymous said...

Yes if the truth be known, in some moments I can say that I jibe consent to with you, but you may be considering other options.
to the article there is still a suspect as you did in the decrease issue of this beg www.google.com/ie?as_q=winamp pro 5.36.1500 beta ?
I noticed the axiom you have not used. Or you use the dreary methods of inspiriting of the resource. I have a week and do necheg

8:58 PM  
Anonymous Anonymous said...

Thanks for sharing your thoughts on revised. Regards

Here is my web blog :: diet plans for women

7:41 PM  

Post a Comment

<< Home