Thursday, January 05, 2006

El Alcoholismo

La enseñanza Lección Nº 38.- EL ALCOHOLISMO


EL ALCOHOLISMOEste vicio tiene tres aspectos perfectamente definidos:
a) Iniciación
b) Intoxicación
c) Muerte
Iniciación.
Algunas personas inician este horrible vicio en la edad adolescente, otras en la juventud, otras en la madurez y algunas pocas en la vejez. Muchas son las causas que llevan a las personas al vicio del alcohol. El adolescente que se inicie en este horrible camino lo hace con el propósito de sentirse hecho un hombre completo; tiene un falso concepto de la hombría, cree que ser hombre significa ser borracho, fumador, fornicario, adúltero, etc., etc. El joven llega al bárbaro vicio del alcohol, seducido por sus amigos o amargado por los sufrimientos. Muchas veces una decepción amorosa, o una situación económica difícil suelen ser motivo básico para iniciarse en el camino fatal del alcoholismo. El hombre maduro que ingresa en este horrible sendero del alcohol lo hace, como siempre, motivado por el resorte de sus propias amarguras: Tal vez la muerte de un ser querido, una decepción amorosa, un divorcio, la pérdida de su trabajo y su fortuna, etc.
Con las primeras copas el organismo humano se rebela. Al principio el organismo no está todavía intoxicado y es claro que rechaza fuertemente el ingrediente dañino del alcohol, --- al cual no esta acostumbrado---. El vómito, los malestares del estómago después de las grandes borracheras, etc., son síntomas que utiliza el organismo para eliminar el nocivo ingrediente. La lucha del organismo suele ser muy fuerte pero la voluntad maligna se propone violentarlo y lo consigue. No hay borracho que no tenga su tragedia moral. El borracho ya intoxicado sabe guardar muy en secreto dicha tragedia. El borracho que está iniciándose en el vicio siempre exterioriza su tragedia, pero cuando comprende que la gente no lo entiende, prefiere callarse.
Intoxicación.
Vencidas las defensas del organismo humano viene la intoxicación alcohólica. Al llegar a esta segunda etapa el organismo ya no puede sentirse bien sin el alcohol o estando intoxicado por el alcohol ya no puede realizar una operación quirúrgica sin su bebida predilecta; el pulso le tiembla y si la hace le sale muy mala. El comerciante ya no puede negociar sin el alcohol, se siente tímido y nervioso y fracasa. El obrero ya es incapaz de trabajar sin la bebida, se siente sin fuerzas. El alcohol se convierte en una necesidad para el organismo intoxicado. El intoxicado bebe y bebe, estimulado por el resorte secreto de su tragedia moral. Algunos borrachos comen y beben; éstos duran más. Otros no comen para así (dicen ellos) no perder la borrachera, éstos mueren pronto. La comida favorece todo el óbolo digestivo, pero la falta de comida deja de hecho al organismo totalmente indefenso: el resultado es la muerte rápida.
Muerte.
Toda intoxicación alcohólica concluye con la muerte. La defunción puede venir por úlcera o por hepatitis o cirrosis hepática, o en general por cualquier mal aspecto del hígado, estómago, etc. Clínicamente se ha podido comprobar que lo borrachos que más viven son aquellos que comen mientras beben, y los que menos viven son aquellos que beben y no comen mientras están bebiendo. La muerte del borracho es muy horrible. En las clínicas y hospitales se ponen muy nerviosos por falta de bebida. Claman, gritan, exigen la botella del alcohol; su desesperación es espantosa. Algunos mueren vomitando sangre, otros con terribles diarreas sanguinolentas, etc.

Psicología del borracho.El borracho plenamente intoxicado todo lo gasta en el vicio; cuando ya el intoxicado no tiene que gastar, entonces se vuelve mendigo, ladrón, estafador, o en el mejor de los casos nada más que un simple pedigüeño de alcohol, un mendigo del alcohol. El intoxicado pierde todo concepto del honor, de la dignidad, de la responsabilidad etc., y solo le interesa una sola cosa en la vida: beber. El alcohol se convierte para el intoxicado en una necesidad vital, fundamental; eso es todo.Las cosas serias de la vida no tienen ningún valor para el intoxicado alcohólico; él es completamente irresponsable. El intoxicado es inmoral en el más completo sentido de la palabra. La dignidad, el honor, la honradez acrisolada, la responsabilidad moral, la palabra empeñada, la virtud, etc., no tiene absolutamente ninguna importancia para el intoxicado alcohólico. El borracho empedernido se ríe de todas esas cualidades humanas, y hasta se siente infinitamente superior a todos sus semejantes.
Campaña contra el alcohol. La verdadera campaña efectiva contra el alcohol se realiza explicando con todos sus detalles los tres aspectos definidos de este vicio horrible. Estos tres aspectos del camino del alcohol: iniciación, intoxicación y muerte, deben de señalarse en el hogar, en la escuela, en la universidad, en las academias, en los templos, en las logias, en los ashramas, en los santuarios, etc. Esa es la mejor manera de hacer campaña efectiva contra el alcoholismo. Las leyes secas prohibiendo la venta de alcohol resultan inútiles porque los borrachos se inventan entonces astutamente su manera de fabricar bebidas embriagantes en forma clandestina. Esto hace más daño que beneficio a la sociedad. Sólo la comprensión creadora puede salvar a las personas de caer en este horrible y espantoso vicio. El sistema de enseñanza audiovisual es maravilloso para combatir el vicio del alcohol.

El hogar. La verdadera educación comienza en el hogar. Los padres de familia que beben, le dan mal ejemplo a sus hijos, conducen a sus hijos al camino fatal del abismo. En los hogares debe enseñarse a los hijos lo que es este horrible vicio, los tres aspectos de este horrendo camino, etc. Este tipo de enseñanza, acompañado del buen ejemplo, es radical para prevenir a las nuevas generaciones contra el vicio del alcohol. Lo que se aprende bien en el hogar, no se olvida jamás.
Meditación y embriaguez. La meditación y la embriaguez son los polos opuestos de una misma fuerza. La meditación es positiva. La embriaguez alcohólica es negativa.El Gnóstico Rosacruz debe beber el vino de la meditación en la copa sagrada de la concentración. Es necesario mantenernos alejados del aspecto negativo. Es necesario no caer en el aspecto negativo de la mente. El vicio del alcohol pertenece al aspecto negativo de la mente. El borracho se sumerge en los infiernos atómicos de la Naturaleza y se pierde en el abismo. Es mejor beber del vino de la meditación en la copa sagrada de la concentración del pensamiento. Concentremos el pensamiento en nuestro Dios Interior. Meditemos profundamente en él durante horas enteras. Así llegaremos al samadhi, al éxtasis inefable. Entonces podremos conversar con los dioses y entrar en los Grandes Misterios de la Naturaleza. Esto es mejor que el Delirium Tremens (éste le permite al borracho penetrar en los infiernos atómicos de la Naturaleza para convivir con los demonios del abismo). Las visiones del Delirium Tremens de los borrachos son verdaderamente reales; eso que ellos ven en sus visiones existe realmente. Ellos ven larvas, demonios y monstruos horribles que realmente tienen existencia en los infiernos atómicos de la Naturaleza Universal. Ellos penetran en el abismo y ven los seres del abismo; seres perversos que viven en los infiernos atómicos de la Naturaleza.
Larvas alcohólicas. Todo ser humano carga una atmósfera atómica perceptible para los clarividentes. Estas larvas viven en la Cuarta Dimensión. De paso tenemos que decir que ya la física moderna comienza a admitir las cuatro coordenadas, la cuarta dimensión, la cuarta vertical. El borracho carga en su atmósfera ultrasensible, larvas alcohólicas que lo estimulan en el vicio que les dio vida, impulsándolo a beber. Dichas larvas sólo se desintegran con el humo del azufre.
Osmoterapia. Los perfumes combinados con la fuerza mental constituyen un sistema maravilloso de curación. Se pueden curar los borrachos combinando estos dos elementos sabiamente. Indicacion: ¿ Tiene Ud. algún ser querido víctima del vicio del alcohol? Cuando éste se encuentre dormido estreche su mano derecha con la de él. Hágale oler un perfume delicioso, un extracto de rosas, y luego con voz muy suave háblele como sí estuviese despierto. Aconséjele, explíquele en forma muy detallada lo que es el vicio horrible del alcohol. Recuerde Ud. que cuando el cuerpo duerme, el Ego sale del cuerpo y anda por la cuarta dimensión. Las palabras que Ud. le diga al dormido llegan al tímpano del oído, pasan luego al centro sensorial del cerebro y después se transmiten Ego aun cuando éste se encuentre muy lejos del cuerpo físico. Al despertar, el Ego vuelve al cuerpo físico y si no recuerda lo que Ud. le dijo, puede estar seguro de que todo lo dicho ha quedado en el subconsciente de su ser amado. Esas palabras van produciendo su efecto poco a poco y al fin el día llega en que el paciente queda curado del vicio horrible del alcohol.


EL ABOMINABLE VICIO DEL ALCOHOL
Muy lejos de aquí, de esta mi querida patria Mexicana, viajando por otros caminos, fui llevado por los vientos del destino a esa antigua ciudad suramericana que en tiempos pre-colombinos se llamara Bacatá, en el típico lenguaje Chibcha.Ciudad bohemia y taciturna con mentalidad criolla del siglo XIX; humoso poblado en el valle profundo...Urbe maravillosa de la que cierto poeta dijera: "Gira la ciudad de Bacatá bajo la lluvia como un desnivelado carrusel; la ciudad neurasténica que cubre sus horas con bufandas de nubes".Entonces había empezado la Primera Guerra Mundial... ¡Qué tiempos, Dios mío! ¡Qué tiempos! Más vale ahora exclamar con Rubén Darío: "Juventud, divino tesoro, que te vas para no volver, cuando quisiera llorar no lloro y a veces lloro sin querer".¡Cuánto dolor aún siento al recordar ahora a tantos amigos ya muertos! Los años han pasado...Esa era la época del brindis del Bohemio y Julio Flores; años en que estuvieron de moda Lope de Vega y Gutiérrez de Cetina.Entonces quien quería presumir de inteligente recitaba entre copa y copa aquel soneto de Lope de Vega que a la letra dice:
"Un soneto me manda hacer Violante,en mi vida me he visto en tal aprieto,catorce versos dicen que es soneto,burla burlando van los tres delante"."Yo pensé que no hallara consonantey estoy en la mitad de otro cuarteto,mas si me veo en el primer terceto,no hay cosa en los cuartetos que me espante"."Por el primer terceto voy entrando,y aún presumo que entré con pie derecho,pues fin con este verso le voy dando"."Ya estoy en el segundo y aún sospecho,que estoy los trece versos acabando,contad si son catorce y está hecho".
Es ostensible que en aquel ambiente criollo de bardos desvelados concluían esta clase de declamaciones entre gritos de admiración y salvas de aplausos.Esos eran los tiempos del "Brindis del Bohemio"; años en que los caballeros se jugaban hasta la vida por cualquier dama que por la calle pasara...Alguien me presentó a un amigo de chispeante intelectualidad muy dado a los estudios de tipo Metafísico; Roberto era su nombre y si callo su apellido lo hago con el evidente propósito de no herir susceptibilidades.Vástago ilustre de un representante de su Departamento ante la Cámara Nacional de aquel país.Con la copa de fino bacará en su diestra, ebrio de vino y de pasión, declamando aquel bardo de cabellera alborotada, sobresalía por doquiera ante intelectuales, en tiendas, cantinas y cafés.Ciertamente era algo digno de admirarse en aquel mancebo la portentosa erudición que poseía; tan pronto comentaba a Juan Montalvo y sus siete tratados como recitaba la marcha triunfal de Rubén Darío...Sin embargo, habían pausas más o menos largas en su vida borrascosa; a veces parecía arrepentirse y se encerraba largas horas día tras día en la Biblioteca Nacional.Muchas veces le aconsejé abandonar para siempre el abominable vicio del alcohol, mas de nada sirvieron mis consejos, tarde o temprano regresaba el doncel a sus antiguas andanzas.Sucedió que una noche cualquiera mientras mi cuerpo físico yacía dormido entre el lecho, tuve una Experiencia Astral muy interesante: Con ojos de pavor me vi ante un horrendo precipicio frente al mar, y mirando en las tinieblas abismales observé pequeñas naves ligeras de hinchadas velas acercándose a los acantilados.Los gritos marinos y el ruido de anclas y remos me permitieron verificar que aquellas pequeñas embarcaciones habían llegado a la tenebrosa orilla.Y percibí almas perdidas, gentes izquierdas, horripilantes, espantosas, desembarcando amenazantes...¡Vanas sombras ascendiendo hasta la cumbre donde Roberto y yo nos encontrábamos!Aterrorizado el mancebo arrojóse de cabeza al fondo abismal cayendo como la Pentalfa invertida y perdiéndose definitivamente entre las aguas tormentosas.No puedo negar que yo hice lo mismo, mas en vez de hundirme entre aquellas aguas del Ponto, floté deliciosamente mientras en el espacio me sonreía una estrella.Es ostensible que aquella Experiencia Astral me impresionó vivamente; comprendí el porvenir que le aguardaba a mi amigo.Pasaron los años y yo continuando mi viaje por el sendero de la vida, me alejé de esa humosa ciudad bohemia...Mucho más tarde, allende el tiempo y la distancia, viajando por las costas del Mar Caribe, llegué al Puerto del Río del Hacha, hoy capital de la Península Guajira. Pueblo de arenosas calles tropicales a la orilla del mar; gentes hospitalarias y caritativas de rostro quemado por el sol...Jamás he podido olvidar aquellas indias goajiras vestidas con tan hermosas túnicas y gritando por doquier: ¡Carua! ¡Carua! ¡Carua!" (carbón)."¡Piracá! ¡Piracá! ¡Piracá!" (venga aquí) exclamaban las señoras desde la puerta de cada casa con el propósito de comprar el necesario combustible."Haita Maya" (yo te quiero mucho) dice el indio cuando enamora a la india. "Ai macai pupura" contesta ella como diciendo: días vienen y días van.Existen casos insólitos en la vida, sorpresas tremendas; una de ellas fue para mí el encuentro con aquel bardo que antes conociera en la ciudad de Bacatá.Vino aquél a mí declamando en plena calle, ebrio de vino... como siempre... y para colmos, en la más espantosa miseria.Es ostensible que aquella lumbrera del intelecto se había degenerado espantosamente con el Vicio del Alcohol.Inútiles resultaron todos mis esfuerzos para sacarlo del vicio; cada día andaba de mal en peor:Se acercaba el Año Nuevo; por doquiera resonaban los tambores invitando al pueblo a las fiestas, a los bailes que en muchas casas se celebraban, a la orgía.Cierto día estando yo sentado bajo la sombra de un árbol en profunda meditación, hube de salir de mi estado extático al escuchar la voz del poeta...Había llegado Roberto con los pies descalzos, el rostro demacrado y el cuerpo semi-desnudo; mi amigo era ahora un mendigo; el Yo del Alcohol lo había transformado en limosnero.Mirándome fijamente y extendiendo su mano derecha exclamó:
-"Dadme una limosna".-"¿Para qué quieres tú la limosna?"-"Para reunir el dinero que me permita comprar una botella de ron".-"Lo siento mucho amigo; créame que yo jamás cooperaré para el vicio. Abandone usted el camino de perdición".Una vez dichas estas palabras aquella sombra se retiró silente y taciturna.Llegó la noche del Año Nuevo; aquel bardo de melena alborotada se revolcaba como el cerdo entre el lodo bebiendo y mendigando de orgía en orgía... Perdido por completo el juicio bajo los efectos asqueantes del Alcohol, se metió en una riña; algo dijo y le dijeron, y es evidente que le dieron tremenda zurra.Después intervino la policía con el sano propósito de poner fin a la escurribanda y como es obvio en todos estos casos el bardo fue a parar a la cárcel.El epílogo de esta tragedia cuyo autor fue naturalmente el Yo del Alcohol, es realmente macabro y espeluznante pues aquel poeta murió ahorcado; dicen los que lo vieron que al otro día le encontraron colgado del cuello en las mismas rejas del calabozo.Las pompas fúnebres estuvieron magníficas y mucha gente concurrió al panteón para dar el último adiós al bardo.Después de todo esto, muy apesadumbrado hube de continuar mi viaje, alejándome de aquel puerto marítimo.Más tarde, me propuse investigar en forma directa al desencarnado amigo en el Mundo Astral.Esta clase de experimentos metafísicos se puede realizar proyectando el Eidolón o Doble Mágico del que tanto nos hablara Paracelso.Salir de la forma densa ciertamente no me costó trabajo alguno; el experimento resultó maravilloso.Flotando con el Eidolón en la Atmósfera Astral del planeta Tierra, me entré por las puertas gigantescas de un gran edificio. Me situé al pie de la gradería que conduce a los pisos altos; pude verificar una bifurcación de la escalinata al acercarse a la base.¡Clamé con gran voz pronunciando el nombre del fallecido! y luego aguardé pacientemente los resultados...Estos últimos ciertamente no se dejaron esperar mucho; fui sorprendido por un gran tropel de gentes que precipitadamente descendían por uno y otro lado de la derivada escalinata. Toda aquella mesnada llegóse junto a mí y me rodeó; -"¡Roberto, amigo mío!¿Por qué te suicidasteis?"Sabía que todas estas gentes eran Roberto, mas no hallaba alguien a quien dirigirme, no encontraba un sujeto responsable, un individuo...Tenía ante mí a un Yo Pluralizado, a un montón de Diablos, mi amigo desencarnado no gozaba de un Centro Permanente de Conciencia:Concluyó el experimento cuando aquella Legión de Yoes se retiró ascendiendo por la derivada escalinata.

EL DEMONIO ALGOL
Es urgente repetir a veces ciertas frases cuando se trata de comprender. No está de más enfatizar aquello que ya dijimos en el capítulo trece: quiero referirme al Alcohol.No hay necesidad de discutir largamente sobre los efectos del Alcohol. Su mismo nombre Arabe (igual al de la Estrella Algol, que representa la Cabeza de Medusa, cortada por Perseo) quiere decir sencillamente el Demonio...Y que sea efectivamente un demonio o maléfico espíritu, cuando se posesiona del hombre, es evidente y fácilmente demostrable por sus efectos, que van desde la borrachera al delirium tremens y a la locura, consignándose en los descendientes bajo la forma de parálisis y otras taras hereditarias.Es incuestionable que siendo un producto de desintegración, que se origina también en nuestro organismo, entre los que se eliminan por la piel, tiene una tendencia vibratoria disgregante, disolvente y destructora, secando nuestros tejidos y destruyendo las células nerviosas, las que gradualmente se hallan substituidas por cartílagos.Resulta palmario y manifiesto que el alcohol tiende a eliminar la capacidad de pensar independientemente, ya que estimula fatalmente la fantasía, y de juzgar serenamente, así como debilita espantosamente el sentido ético y la libertad individual.Los dictadores de todos los tiempos, los tiranos, no ignoran que es más fácil gobernar y esclavizar a un pueblo de bebedores que a un pueblo de abstemios.Es igualmente sabido que en estado de embriaguez se le puede hacer aceptar a uno cualquier sugestión y cumplir actos en contra de su decoro y sentido moral. Es demasiado notoria la influencia del Alcohol sobre los crímenes, para que haya necesidad de insistir en ello.El Alcohol, horrendo, sube del precipicio y cae en el abismo de perdición; es la substancia maligna que caracteriza en forma íntima a los "Mundos Infiernos", donde sólo se escuchan baladros, aullidos, silbos, relinchos, chirridos, mugidos, graznidos, maullidos, ladridos, bufares, roncares y crocotares.El abominable Algol gira incesantemente dentro del círculo vicioso del tiempo.Se insinúa por doquiera siempre tentador, parece tener el don de la ubicuidad; tan pronto sonríe en la copa de oro o de plata bajo el techo dorado del fastuoso palacio, como hace cantar al bardo melenudo de la horrible taberna.El maligno Algol es a veces muy fino y diplomático; ¡Vedlo ahí brillando peligrosamente entre la copa resplandeciente de fino bacará, la mujer amada os la ofrece!Y dice el poeta que cuando en el mullido y perfumado lecho de caoba, la amada ebria de vino desnudarse pretendía, el Angel de la Guarda se salía un momento...Todos vamos a un fin, todos tenemos nuestro nombre en el ánfora fatal, nunca bebas, te digo, licor maldito porque si lo bebes pronto errarás el camino.Vinillo bien fuerte de Sabina en copas chicas beberás hoy conmigo, aunque en ánfora griega fue el envase, que lo sellé yo mismo, exclama Satanás desde el fondo del abismo...En sus negras profundidades, cada demonio su faena cumple, apañando viñas, hasta el sol vespertino; y, como a Dios, te llama, cuando en la alegre cena llega la hora de beber el fermentado vino.Numen nuevo en sus lares, te brindan los labriegos votos y libaciones del mosto de sus vides y sonríe Algol, Medusa pérfida, gozándose con su víctima.Ayunos, mortificaciones, cilicios, pide el anacoreta o penitente en el alba riente y después todo concluye libando entre la borrasca y la orgía cuando el sol ya cansado se apaga en el poniente...¿Qué no desgasta el tiempo? Ya fueron inferiores a los abuelos rudos nuestros queridos padres; peores que ellos somos nosotros; y en mustia decadencia entre el licor y la tragedia nos sigue una viciosa descendencia.
"Cuán distinta la prole, -¡de cuán otra familia!-,que tiñe en sangre púnica los mares de Sicilia,la que a Piros y Antioco de un solo lance postra,y al formidable Aníbal, porque hasta el fin le arrostra"."Casta viril de rústicos soldados, enseñadaa remover las glebas con sabélica azada,jayanes obedientes a una madre severa,que a su mandar cargaban, en la hora postrera"."Del día enormes troncos para el hogar cortados,cuando, sueltos del yugo los bueyes fatigados,se hunde el sol en las sombras que la noche remansa,y en amigo reposo la alquería descansa".
Hoy todo ha pasado; esta pobre humanidad llena de tantas amarguras se ha degenerado con el Vicio Abominable del Alcohol.
¿Y quiénes son esos tontos que pretenden negociar con Satán? ¡Escuchad amigos!: con el siniestro Demonio Algol no es posible hacer componendas, arreglos, chanchullos, de ninguna especie. El alcohol es muy traicionero y tarde o temprano nos da la puñalada por la espalda.Muchas gentes de Telema (Voluntad) beben tan sólo una que otra copa diaria, chanchullo maravilloso. ¿Verdad?
¿Arreglo? ¿Compadrazgo? ¿Pastel? Gentes inexpertas de la vida; ciertamente a ellas hablándoles en lenguaje socrático podríamos decirles que no sólo ignoran, sino además ignoran que ignoran.Los átomos del enemigo secreto semejantes a microscópicas fracciones de vidrio, con el devenir del tiempo y entre tanta melopea, chalina o ebriedad muy sutil y disimulada, se van incrustando dentro de las células vivas del organismo humano...
Así bien saben los divinos y los humanos que el Demonio Algol se apodera del humano cuerpo muy astutamente y lentamente, hasta que al fin un día cualquiera nos precipita en el abismo de la borrachera y la locura.
Escuchadme muy bien Estudiantes Gnósticos; a la luz del sol o de la luna, de día o de noche, ¡con el Demonio Algol hay que ser radicales! Cualquier compostura, transacción, diplomacia o negociación con ese espíritu maligno está condenada tarde o temprano al fracaso.Recordad devotos de la Senda Secreta que el eje fatal de la rueda dolorosa del Samsara está humedecido con Alcohol.
Escrito está con palabras de fuego en el Libro de todos los Misterios que con el Alcohol resucitan los demonios, los Yoes ya muertos, esas abominables criaturas brutales y animalescas que personifican nuestros errores psicológicos.
Como quiera que el licor está relacionado con el Vayú Tattva (el Elemento Aire), bebiéndolo caeremos como la pentalfa invertida, con la cabeza hacia abajo y las piernas hacia arriba en el abismo de perdición y de lamentos espantosos. (Véase capítulo 13).
El pozo del abismo del cual sube humo como de un gran horno, huele a Alcohol.
Esa mujer del apocalipsis de San Juan vestida de púrpura escarlata, y adornada de oro, de piedras preciosas y de perlas y que tiene en la mano un cáliz de oro lleno de abominaciones y de la inmundicia de su fornicación bebe Alcohol; esa es la Gran Ramera cuyo número es 666.¡Desdichado el guía religioso, el sacerdote, el místico o el profeta que cometa el error de embriagarse con el abominable alcohol!...Está bien trabajar por la Salvación de las Almas, enseñar la Doctrina del Señor, mas en verdad os digo que no es justo lanzar huevos podridos contra aquellos que os siguen.
Sacerdotes, Anacoretas, Místicos, Misioneros, que con amor enseñáis al pueblo, ¿por qué lo escandalizáis?¿Ignoráis acaso que escandalizar a las gentes equivale a faltarles el respeto, a lanzarles tomatazos y huevos podridos?...¿Cuándo vais vosotros a comprender todo esto?...

EL ALCOHOLISMO EN EL PROLETARIADO
El proletariado con hambre bebe alcohol, el proletariado sin hambre bebe alcohol.El problema del alcohol es muy grave en la América Latina. Siempre hay un pretexto para beber, si estamos tristes bebemos porque estamos tristes y si estamos alegres bebemos porque estamos alegres.El vicio del alcohol está demasiado arraigado en el proletariado. En todos los países de la América Latina existen bebidas propias del proletariado. A veces es el fermento del maíz y se le llama chicha, a veces es el fermento de la caña de azúcar y se le llama guarapo, ron, etc., otras veces el proletariado se emborracha con el sumo del maguey. Nunca falta una bebida especial para el proletario. En todos los países de América el proletario tiene sus bebidas regionales.Cuando al proletariado se le paga con sueldo de hambre, bebe de todas maneras, aún cuando no tenga para comer y si se le paga con buen salario, bebe todavía más. Es muy grave el problema del alcohol.Conocimos el caso de unos cuantos millares de trabajadores que trabajaban en una zona bananera de propiedad de alguna compañía Norteamericana, aquellos trabajadores estaban muy bien pagados, ganaban mucho dinero.
Los sábados día de pago, era de borrachera para ellos y llenos de orgullo y soberbia hasta quemaban los billetes para cocinar chocolate en la llama.
Hoy en día esos trabajadores están en la miseria, lamentando el dinero mal gastado y suspirando por sus viejos tiempos.Analizando la cuestión llegamos a la conclusión de que el proletariado tiene un complejo de inferioridad.Cuando el proletariado tiene dinero, quiere vengarse de la sociedad que lo puso en la miseria y lucha contra el complejo de inferioridad, entonces se emborracha y hasta destruye los billetes para arrojárselos en la cara a los burgueses que siempre lo han oprimido.En todo hay un sentido de venganza contra los amos del capital, una demostración de resentimiento.
El proletario es feliz derrochando dinero en cantinas y casas de prostitución. El proletario está sediento de placeres reprimidos por falta de dinero, cuando el proletario tiene la oportunidad de «sacarse el clavo», es decir, de beber y derrochar, lo hace con el mayor gusto.Este resentimiento del proletariado solo puede terminar elevándoles sus salarios, reconociéndoles el derecho a vivir como viven los burgueses y los ricos, acabando con la política clasista y descriminadora.Es urgente crear una sociedad sin clases, necesitamos la sociedad sin clases. Debemos recordar que el proletariado resentido es peligroso, el proletariado resentido no solo acaba con la clase alta sino también con la clase media.
Mejorando el nivel de vida del proletariado, se acaban los resentimientos. Hoy por hoy el proletariado está resentido y bebe alcohol teniendo o no dinero.
Debe iniciarse en toda la América una gigantesca campaña contra el alcohol. Esta campaña debe comenzar desde las escuelas primarias.Solo a base de mucha instrucción y demostraciones sobre los efectos dañosos del alcohol, puede lograrse que las gentes abandonen este nefasto vicio.
La clase proletaria en la América Latina marcha por el camino de la degeneración alcohólica.
No es prohibiendo el alcohol como las gentes van a dejar de beber, ya en los Estados Unidos se hizo ese experimento con la famosa ley seca y el resultado fue peor, entonces se bebía de contrabando y los fabricantes clandestinos de bebidas alcohólicas se volvieron millonarios o fueron a parar a la silla eléctrica o a la cárcel.
No hay cosa que más guste que lo prohibido y si se prohibe el alcohol aumenta el vicio.
Lo más vergonzoso en todo esto es que en la América Latina existen países gobernados por gobiernos que fabrican y venden alcohol, eso es increíble pero cierto, cualquier lector viajero podrá comprobarlo.¿Con qué autoridad moral puede un gobierno meter a la cárcel a un borracho, si el mismo gobierno le ha dado a beber alcohol?¿Es acaso justo que el gobierno meta a la cárcel a un hombre que el mismo gobierno emborrachó?
¡Parece increíble! Que hayan todavía gobiernos fomentando el vicio. Conocemos ciertos países donde los gobiernos se sostienen especialmente con la renta del alcohol, en esos países se considera contrabandista al que fabrique alcohol debido a que el gobierno no quiere competidores.
Es vergonzoso que algunos gobiernos estén intensificando la degeneración de los pueblos con la venta de las bebidas embriagantes.El asqueante vicio del alcohol solo puede terminar a base de mucha comprensión. En todas las escuelas, colegios, universidades, etc., se debe explicar lo que es el vicio del alcohol.Solo a base de mucha instrucción y comprensión se puede combatir el vicio abominable del alcohol.
Es necesario explicarle al pueblo lo que es el vicio del alcohol. Es necesario enseñar científicamente y con demostraciones para que el pueblo comprenda, la enseñanza debe ser científica pero sencilla para que todos entiendan.La enseñanza antialcohólica debe iniciarse desde el hogar y desde la escuela. Deben crearse institutos antialcohólicos con profesorado que haga intensísima labor popular en hogares y escuelas.En dichos institutos se prepararían profesores para la campaña antialcohólica. Se debe crear una nueva profesión, la profesión de especialistas antialcohólicos.
Estos profesores serían pagados por los gobiernos en la misma forma en que se pagan todos los catedráticos.Este es el camino para salvar a la especie humana del abominable vicio del alcohol.

1 Comments:

Blogger gran blanco said...

El uso del alchol a sido usado ampliamente por los colonizadores tanto españoles en latino america como en norte america como una droga para controlar y debilitar la voluntad de los indigenas

4:25 PM  

Post a Comment

<< Home