Thursday, January 05, 2006

Claves para Salir en Astral II

La enseñanza Lección 33
Claves para Salir en Astral IIEN GENERAL.


I.- CLAVE DEL MANTRAM FARAON. a.- Acostaos en vuestro lecho hermanos, repito acostaos. Es bueno que os acostéis boca arriba. ¿Entendéis?
b.- Relajad vuestros músculos... ¿ya están relajados?c.- Cerrad vuestros ojos.
d.- Adormeceos.
e.- Vocalizad ahora el Mantram «FARAON», ese Mantram maravilloso para salir en cuerpo ASTRAL. Vocalizad así:
FAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA...RAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA...OOOOOOOOONNNNNNNNNNNNNN....¿Ya vocalizastes?... Bien hermanos.
f.- Levanta tus rodillas, oye bien hermano, tus rodillas. Quiero decirte que dobles las piernas. Apoya la palma de los pies sobre la cama. Claro al hacer esta operación las rodillas quedan levantadas verticalmente...
¿Verdad?. Repetir el Mantram nuevamente así:FAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA...RAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA...OOOOOOOOONNNNNNNNNNNNNN....Repetir este Mantram muchísimas veces. Podéis vocalizarlo un poquito más suave y también podéis vocalizarlo mentalmente. Adormeceos conservando así las rodillas verticalmente, adormeceos hermanos deberéis imaginar vivamente las pirámides de Egipto...¿Entendido?. Esto no es trabajoso hermanos, convénzase ustedes que esto no es trabajoso. Evite toda tensión mental y adorméscase. El resultado será espléndido. Usted envuelto en su ASTRAL despertará allá en los mundos internos, abandonad su cuerpo físico, sin saber a que hora, ni como. ¡Despertará así!... Conscientemente en su ASTRAL allá adentro, adentro de sí en cualquier país del mundo. Bien, creo que usted ya entendió, voy ahora a explicar otros Mantrams para salir en cuerpo ASTRAL. Escuchen, tengan confianza, es necesario que ustedes pongan atención en lo que están escuchando. Conferencia El Poder de los MantramsIdá es masculino y Pingalá es femenino. Aquí están los sostenidos y bemoles del Gran Fa que resuena en la naturaleza, Fa... corresponde a los átomos solares, Ra a los átomos lunares, On al fuego flamígero que asciende por el canal Central. Es necesario aprender a pulsar estos sostenidos y bemoles con el poderoso Mantram Faraón para salir en Cuerpo ASTRAL consciente y positivamente.Con el Mantram de estos sostenidos y bemoles podemos salir en ASTRAL.
En Egipto, cuando el iniciado recibía las Alas Igneas, era condecorado en el Templo con un par de alas que se fijaban en la túnica a la altura del corazónCuando Jesús de Nazaret abrió sus Alas Igneas, fue condecorado personalmente por el Faraón de Egipto.La posición en que se acostaba Jesús para salir en ASTRAL era como la del Chac Mool. Empero la cabeza bien baja sin almohadas. Las plantas de los pies sobre la cama, las piernas dobladas y las rodillas levantadas. Así, el gran Hierofante se adormecía tocando su lira maravillosa de la Espina dorsal. Todo el Mantram Faraón se divide en tres sílabas así: Fa - Ra - On. El Fa es de la escala musical. El Ra es como un sonido Grave; se debe vocalizar con un doble R. On viene a recordarnos el Mantram Om de la India, sólo que este caso, en vez de llevar la consonante M, lleva la consonante N; On. En general podemos darle al Mantram Faraón toda la entonación, con el gran Fa, que resuena en todo lo creado.
Aconsejamos vocalizar mentalmente. El discípulo debe adormecerse cantado este Mantram y con la imaginación y la Voluntad concentradas en las pirámides de Egipto. Se necesita ejercicio y mucha paciencia.
El Mantram Egipcio que se usa para salir en cuerpo ASTRAL es el siguiente: «Faraón» éste Mantram se vocaliza durante aquellos instantes de transición entre la vigilia y el sueño, teniendo la mente puesta en las pirámides de Egipto.La pronunciación correcta de este Mantram es así: FAAAAAAAAAAARRRRRRRRAAAAAAAAOOOOOOOOONNNNNNNNNN.Este Mantram es para salir en cuerpo ASTRAL, y como ya dijimos se pronuncia durante los estados de transición entre la vigilia y el sueño concentrando la mente en las pirámides de Egipto; pero los discípulos que no tienen el poder de salir en cuerpo ASTRAL deben adquirirlo primero vocalizando durante una hora diaria como ya dijimos el Mantram: «Egipto». [MATRIMONIO PERFECTO]
Adormézcase el discípulo al mismo tiempo que vocaliza el Mantram FARAON distribuido en tres sílabas, de esta manera:FFFFFFAAAAAA... RRRRRAAAAA... OOOOONNNNN...La vocalización de la letra R, ya fue explicada. El discípulo deberá acostarse, horizontalmente, boca arriba. Colocará las palmas de las manos extendidas sin rigidez, sobre la superficie del colchón; las rodillas, flexionadas hacia arriba, con las plantillas de los pies descansando sobre la cama.Todo el cuerpo debe estar relajado, miembro por miembro. Todo dispuesto así, adormézcase el discípulo y, haciendo inspiraciones profundas, vocalice el Mantram FARAON .Inevitablemente dormido el discípulo, saldrá del cuerpo físico sin saber en que momento, ni cómo.Ya en los mundos internos, en la cuarta dimensión en donde irresistiblemente se proyectará en ASTRAL, despertará conciencia total, es decir, se dará cuenta de sus inauditas experiencias en esos mundos y así podrá dedicarse al ejercicio de la teurgia. Pero antes de acostarse, haga el signo de la estrella microcósmica. Al efecto, se levantan los brazos hacia arriba, hasta que las palmas de las manos se toquen entre sí sobre la cabeza; y después, se extienden lateralmente de modo que queden en posición horizontal, formando con el resto del cuerpo una cruz, por último, se cruzan los antebrazos sobre el pecho tocando esta región con las palmas, en tanto las puntas de los dedos lleguen al frente de los hombros.Nuestro adorable Salvador del Mundo, el Cristo Jesús, utilizaba esta misteriosa clave, hasta hoy revelada por nosotros, cuando estudiaba en las pirámides de Kefrén.
Ahora bien, el Maestro Huiracocha aconsejaba, con esta práctica, quemar algún sahumerio, algún incienso o sencillamente impregnar la habitación con un buen perfume. [LOGOS MANTRAM TEURGIA]
El Teurgo tiene que saber moverse conscientemente en cuerpo ASTRAL. Las invocaciones teúrgicas se realizan en el plano ASTRAL. También pueden hacerse invocaciones de Alta Teurgia en los más elevados mundos de conciencia cósmica.El Teurgo tiene que ser diestro en el Mundo ASTRAL. El Teurgo tiene que salir conscientemente en cuerpo ASTRAL. Así, pues, antes de entrar en el terreno de las invocaciones teúrgicas, debemos primero aprender a «Entrar» y «Salir» del cuerpo físico, a voluntad. Realmente, el cuerpo ASTRAL es el traje del Alma. Dentro del Cuerpo ASTRAL, tenemos la mente, la voluntad, la conciencia y el Espíritu.Hay un instante en que podemos nosotros abandonar nuestro cuerpo físico a voluntad. Y ese instante es el momento aquél en que nos hallamos dormitando. En esos momentos de transición entre la vigilia y el sueño, todo ser humano, envuelto en su cuerpo ASTRAL, se escapa del cuerpo físico. Hay una clave que permite escaparnos conscientemente del cuerpo físico, para trabajar en los Mundos superiores. El divino Maestro, Jesucristo, utilizaba esa clave cuando estudiaba en la pirámide de Kefrén. El Gran Maestro se acostaba en su lecho, boca arriba, horizontalmente, con las palmas de los pies colocadas sobre su lecho, y las rodillas levantadas. Después, el Maestro levantaba sus brazos sobre la cabeza hasta que las palmas de sus manos se tocaban entre sí; luego, las bajaba extendiéndolas a derecha e izquierda; y, por último, las cruzaba sobre el pecho formando así la estrella del Microcosmos. Luego, el Maestro se adormecía vocalizando el poderoso Mantram «FARAON». Ese Mantram se vocaliza en tres sílabas, así:FAAAAAAA... RAAAAAAA... ONNNNNNNN...Vocalizaba el Maestro este Mantram muchísimas veces, hasta quedar dormido. Entonces, en los Mundos Internos despertamos conciencia. Nos sentimos sutiles... Flotamos deliciosamente... Este procedimiento, sencillo y fácil, es la llave maravillosa que nos permite despertar conciencia en los Mundos Superiores. Cuando ya nos hemos hecho conscientes en los mundos internos, entonces podemos dedicarnos de lleno a los trabajos de la Alta Teurgia. El Dr. Krumm aconsejaba, también, que para las prácticas de salida en ASTRAL, era muy conveniente perfumar la habitación o recámara con buen incienso, o esencia de rosas, etc. [TRATADO ESOTERICO DE TEURGIA]
PRACTICA: Párese en posición de firmes con la vista hacia el Este, levante los brazos sobre su cabeza hasta juntar las palmas de las manos, baje los brazos extendidos y forme una cruz con ellos y su cuerpo; después, crúcelos sobre su pecho y acuéstese en decúbito dorsal. Cuando se vaya quedando dormido pida en oración sincera a Dios y a los Maestros que lo lleven a la gran pirámide de Gizeh en Egipto. Inmediatamente que termine su oración vocalice las siguientes sílabas:FAAAAAAAAAAAAAAAAAAA RAAAAAAAAAAAAAAAAAAA ONNNNNNNNNNNNNNNNNEl sonido de estas sílabas, con ligeras variantes en cada una de ellas, corresponde al «fa» natural de la escala musical que resuena en toda la naturaleza. La sílaba se vocaliza en los rituales egipcios. La sílaba «on», cambiándole la «n» por «m», la vocalizaban los yogis antes y después de sus meditaciones. Todas las mañanas, a la salida del sol, con la cara al Este, haga prácticas de vocalización con todas las sílabas que se han dado en este libro, comenzando con la primera sílaba hasta terminar, en mañanas sucesivas, con las tres últimas de este capítulo. Si usted practica fielmente por orden cada uno de los ejercicios que le hemos dado, por lo menos durante seis días consecutivos, pronto saldrá en cuerpo astral.
Entendemos que es usted persona normal, que no abusa de licores ni del tabaco, que no propaga chismes, que no gusta de hacer chascarrillos a costa de sus semejantes, que ama y respeta a todo ser viviente. Recuerde que «Dios, por darle todo al bueno, le ofrece hasta la cabeza del malvado». [MAGIA CRISTICA AZTECA]
SANTO OCHO.

El santo ocho es un símbolo muy importante e interesante, encierra, define y enlaza las corrientes magnéticas que se establecen entre el hombre terrenal y el espiritual. Tal signo junta o separa todos los elementos regidos por la energía atómica. Si se traza con los dedos medio, índice y pulgar sobre la superficie del plexo solar cardíaco.
PRACTICA: Poner la mente quieta y en silencio, adormecerse pensando en la figura del Santo Ocho (infinito), hacer trazos sobre el corazón de acuerdo con la descripción anterior. Dejad a dicha figura sumergirse en vuestra conciencia, luego poned la mente en blanco sin pensad en nada. Así después de cierto tiempo «Despertaréis conciencia en esa región que se llama Mundo ASTRAL». [TAROT Y KABALA]
MENTE EN SILENCIO. La clave para salir en ASTRAL conscientemente es vaciar la mente. Practica: Acostado en su lecho, el estudiante rogará a su DIOS interno que lo saque del cuerpo. Luego después de la plegaria, el estudiante debe vaciar la mente. Para esta práctica es inútil pensar. Comprendiendo la inutilidad de pensar, el estudiante no pensará absolutamente en nada. Así comprendiendo la inutilidad de pensar durante esta práctica, la mente quedará quieta y en silencio. Debemos ante todo comprender que el proceso de pensar es una traba para salir en ASTRAL conscientemente. Cuando comprendemos la inutilidad de pensar durante esta práctica que nos lleva hasta el conocimiento inspirado, entonces la mente queda naturalmente quieta y en silencio.Hay que distinguir entre una mente que está quieta y una mente que está aquietada. Hay que distinguir entre una mente que está en silencio y una mente que está silenciada a la fuerza. Cuando la mente está aquietada y silenciada violentamente, entonces hay lucha secreta, y por lo tanto no está quieta, ni en silencio.
Cuando hemos comprendido la inutilidad del pensar durante estas prácticas, entonces la mente queda quieta y en silencio por sí misma. Luego duérmase el estudiante tranquilamente. Si el estudiante logra dormirse sin pensar; con la mente quieta y en silencio; entonces despierta conscientemente fuera del cuerpo físico y se eleva al conocimiento inspirado. Es indispensable que el soñador despierte. Es urgente el despertar de la conciencia. Todos los seres humanos viajan en cuerpo ASTRAL durante las horas del sueño; pero desgraciadamente viven en el plano ASTRAL con la conciencia dormida; andan soñando. [MENSAJE DE ACUARIO]
SEGUIR EL SUEÑO. Si estáis soñando que os halláis en determinado lugar y despertáis, entonces no os mováis, adormecéos nuevamente con la imaginación puesta en el mencionado lugar, sintiéndonos otra vez allí y como tratando de seguir el sueño tal como iba, a tiempo que con vuestra voluntad os «Aferráis» a ese lugar del sueño imaginación y Voluntad unidas en vibrante armonía es la llave de esta clave. [CURSO ZODIACAL]
En instante de despertar del sueño normal, común y corriente, concentrad vuestra imaginación y vuestra voluntad en un lugar muy bien conocido por ti; imaginad que estáis en aquél lugar. No imaginéis que estéis imaginando realiza esa imaginación, olvidad el lugar donde estáis durmiendo y lleno de plena seguridad, sentíos de verdad en el lugar imaginado.No os dividáis entre dos lugares no dividáis entre el lugar donde estáis durmiendo y el lugar donde queráis trasportaos en cuerpo ASTRAL. Olvidad el lugar donde estáis durmiendo y lleno de fe y voluntad identificaos absolutamente con el cuerpo a donde queráis transportarosRecordad que la clave del poder está en la voluntad e imaginación unidas en vibrante armonía.Identificáos con el lugar imaginado, ya olvidados totalmente del lugar donde estáis durmiendo, echad a andar llenos de confianza por aquél lugar imaginado.Es condición básica para el triunfo con esta clave, no pensar que ya estamos en el lugar imaginado sino estar de verdad en ese lugar; Una cosa es pensar que estamos en ese lugar y otra, es estar de verdad. No pensemos que ya estamos en ese lugar. Debemos estar seguros de estar en dicho lugar, tan seguros como cuando en carne y huesos estamos seguros de estar en la calle Nº tal o cual, en el café o en una plaza pública.
En esos momentos no nos ponemos a pensar que estamos en dichos lugares porque la cosa es tan evidente que el pensar que estamos en tales lugares, saldría sobrando. En forma semejante no necesitamos pensar que estamos en el lugar imaginado.Llenos de Fe debemos echar a andar por dicho lugar imaginado. Si esta clave es practicada con perfección, en instante de estar dormitando es claro que la salida en cuerpo ASTRAL será un hecho. Se aprovecha para esta clave el momento de estar despertando del sueño, hay que conservarlo tratando de adormecerse al tiempo que se practica con esta clave basada, en la imaginación y voluntad unidas en vibrante armonía. [TRATADO ESOTERICO DE TEURGIA 3a EDICION]
CLAVE DEL DISCERNIMIENTO. Otra clave que también ha dado buenos resultados para salir en cuerpo ASTRAL es la del DISCERNIMIENTO.Durante el día va usted por la calle, por ejemplo, caminando y de pronto se encuentra con un amigo, que hace años no veía. Hermano debe hacer allí mismo la reflexión... ¿Será que estoy en ASTRAL?... ¿Será que estoy en el físico?... ¿Andaré fuera de mi cuerpo?. Dé un saltito con la intención de flotar. Es claro que si flota es porque está en cuerpo ASTRAL.Que tal si va usted, por ejemplo, por la calle y de pronto se encuentra con un amigo que murió de 20 a 30 años atrás. Le advierto que todo el mundo le llame al orden, pregúntese a sí mismo: ¿será natural?. Luego de un saltito, si flota es porque está en cuerpo ASTRAL.
Si va usted por la calle, por ejemplo, y de pronto se encuentra con una multitud de gente, hermano un poquito de reflexión... ¿Como es posible que no aproveche la ocasión? Ningún trabajo le cuesta a usted preguntarse a sí mismo. ¿Que hace usted en esta área?. Enseguida haga el ensayo, dé el saltito con la intención de flotar, si flota es porque está en cuerpo ASTRAL. Seguro.Si usted por ejemplo, de pronto ve una vitrina que hay en algún almacén... Hágase la pregunta a sí mismo... ¿Estaré en ASTRAL?. Después que los estudiantes se han hecho la pregunta a sí mismos y al dar un saltito resultaban que estaban en cuerpo ASTRAL. De manera hermanos que hay que aprender a DISCERNIR, entiéndalo bien, a DISCERNIR.Normalmente se vive en los mundos internos con la conciencia dormida. Allí, en los mundos internos, nosotros los hermanos mayores vemos a los carpinteros en cuerpo ASTRAL, en su carpintería; a los vendedores de productos mercantiles en sus almacenes; a los hombres de la vida manejando sus carros, sus máquinas, etc. etc. Todos están completamente convencidos que están completamente convencidos que están en carne y hueso.Cuando uno le pregunta a algún amigo de esos. ¿En que plano se encuentra?. ¿Dónde cree que está usted amigo mío? Siempre le contestarán a uno que están en carne y hueso. Si uno les dice que están en el ASTRAL nunca creen, siempre se burlan.Si esas gentes despertaran la conciencia en los mundos internos serían iniciados, serían iluminados; entonces se transformarían totalmente. Pero como a esa gente no se les ocurre hacer éste ejercicio que estamos enseñando, viven siempre con la conciencia dormida.Si tu haces ésta práctica día tras día, a cada minuto, a cada segundo, en presencia de una persona que hace tiempo no veías, en presencia de un objeto curioso, en presencia de una multitud de gente, etc. etc. Si hacéis la pregunta es claro que éste ejercicio se te graba muy bien en el subconsciente y el resultado es que por la noche resultaríais haciéndote la pregunta en el plano ASTRAL y claro al hacerlo en el plano ASTRAL de repente despierta conciencia... ¿Entendido?Es que lo que hace uno en el día se repite en la noche durante el sueño.Si tu te acostumbras a éste ejercicio durante el día, pues es claro que durante la noche resultas haciéndolo en el sueño y al hacerlo durante el sueño te despiertas consciente quedas iluminado. Entonces puedes visitar los templos de la Logia Blanca, invocar a los ángeles.Si estás en cuerpo ASTRAL y quieres invocar a un ángel, por ejemplo al ángel ANAEL (El ángel del Amor). Invocadlo, pero hay que invocarlo así;AAAAAAAAAANNNNNNNNNNNTIIIIIIIIIIIIIIIAAAAAAAAAAAAAAAA...DDAAAAUNASASTAAAAAAAAAAAAASSSSSSSSSSAAAAAAAAAAAAAAAA....ANAEL, ANAEL, ANAEL,¡Venid hacia aquí!, ¡Venid hacia aquí!, ¡Venid hacia aquí!, ¡Por el Cristo!, ¡Por el Cristo!, ¡Por el Cristo!.Podéis estar seguros que ANAEL concurrirá a tu llamado. ANAEL es un precioso niño, con el podéis platicar lo que queráis, con él podéis aprender muchas cosas. El sabe sentir, el sabe curar, él se relaciona con todos aquellos asuntos del amor. ANAEL es muy sabio.Si quieres invocar a cualquier ángel planetario utilizaréis siempre la misma clave que habéis escuchado pero, ante todo, ubicado hermano o hermana: Es decir, el que me está escuchando, que deberéis aprender a salir en cuerpo ASTRAL.En cuerpo ASTRAL podéis ir al Shamballa y hablar personalmente con el Divino Maestro Jesús el Cristo. El vive en el Shamballa con su mismo cuerpo resucitado de entre los muertos.Yo no se como hay gente que se atreve a decir que Jesús se reencarno en Pedro, Juan o en Diego, Chucho, Lencho, José o no se quien. La gente tiene tantos errores. Todavía a estas horas de la vida, no quieren creer en el Cristo, en el Evangelio. El ha resucitado hermanos y tiene su cuerpo físico y lo conserva, vive en el Shamballa. El Shamballa es un país que está en estado de JINAS, es un país secreto... ¿Entendido?. Bueno hermanos, de manera pues que, aprended a deletrear los Mantrams que he escrito para salir en cuerpo ASTRAL, conoced las prácticas. También vosotros podéis invocar a los Seres inefables para que ellos te enseñen a salir en ASTRAL, la cosa es sencilla. Si vosotros invocáis a HARPOCRATES podéis estar seguro que HARPOCRATES os enseñará a salir en cuerpo ASTRAL. Conferencia El Poder de los MantramsEl que quiera recibir la iniciación, tiene indispensablemente que aprender a salir conscientemente en cuerpo ASTRAL, y practicar magia sexual.La iniciación no es para dormidos ni para fornicarios.Yo conozco millares de rosacruces y teosofistas, muy instruidos, pero desgraciadamente, no pasan de ser teóricos. Teoría, teoría y más teoría y en conclusión nada, con infinito dolor veo que mis hermanos teósofos se han extraviado, y han terminado nada más que en pura teoría. Los rosacruces van algo mejor pero también les falta ser más prácticos.Y como dijo Goethe, toda teoría es gris y sólo es verde el árbol de doradas frutas que es la vida.La iniciación no es cuestión de teorías, sino de realidades. «Absolutamente prácticas».Lo primero que se necesita es despertar la conciencia.Sucede que los seres humanos durante las horas del sueño, cuando no están entre el cuerpo físico, deambulan por el ASTRAL absolutamente dormidos y se ocupan en las mismas cosas del día.Esos dormidos no sirven para iniciados.Yo conozco centenares de teósofos y rosacruces que no hacen sino vivir dormidos y aunque paguen cuotas y lean libros, y se muestren autoritarios ante los demás no son en el fondo sino pobres dormidos.Así, pues, lo primero que se necesita es despertar la conciencia, y para ello hay necesidad de cultivar el discernimiento.Por ejemplo, si Ud. querido lector, en instantes en que se encuentra leyendo este libro, ve entrar a su casa un elefante o un cocodrilo no se le haría raro a Ud.? ¿Será usted un individuo tan inconsciente, que ni siquiera se le ocurra averiguar ese curioso adefesio? Seguiría Ud. adormecido?Si Ud. realmente es un individuo así de inconsciente, entonces no sirve para iniciado. Pues un discípulo de los maestros al ver una cosa tan rara, como un elefante o un cocodrilo, entrando a la casa, o un fallecido, o un misterioso artefacto, o simplemente cualquier cosa curiosa, lo primero que hace es preguntarse a sí mismo: ¿Dónde estoy yo?Estoy yo en el mundo físico o en el mundo ASTRAL?Naturalmente, el neófito debe saltar con la intención de volar, y es lógico, que si flota, es por que se halla en el mundo ASTRAL, y entonces lleno d gozo despierta en ese mundo y se dirige, ya al «Salón de niños», o a la iglesia Gnóstica, donde los maestros lo enseñan y ayudan.
Muchas veces una bella puesta de sol, o el encuentro con un fallecido, o simplemente cualquier detallito insignificante son suficientes, para que el chela se haga así mismo esta pregunta: ?Estaré en el plano físico o estaré en el plano ASTRAL?. Este ejercicio se llama discernimiento, y hay que habituarse a él, practicándolo durante la vigilia para que se grave en el subconsciente, y actúe durante el sueño.Y así llega el instante en que el ser humano adquiere la conciencia continua, y entonces es ya un iniciado de la logia blanca. [MATRIMONIO PERFECTO DE KINDER]
Teniendo en cuenta que durante el sueño ordinario el alma vaga por todos los lugares o sitios familiares, y que en un estado de sopor se ocupa en los mismos oficios y afanes del día, debéis acostumbraros durante todo el día a preguntaros a sí mismos: ¿Dónde estaré yo; estaré dentro del cuerpo o fuera de él? Luego daréis un pequeño saltito con la intención de flotar. Es lógico entonces que si flotáis es porque estáis fuera del cuerpo, y si no flotáis es porque estáis en carne y hueso, y seguid vuestro camino. Pero, si llegáis a flotar, rogad a vuestro íntimo que os lleve a la Santa Iglesia Gnóstica.Esta pregunta se la debe uno hacer en presencia de algo que le llame la atención, como un tumulto de gentes, un cortejo fúnebre, un objeto curioso, etc. Muchos han despertado su conciencia con esta formidable clave, porque al hacer la pregunta flotaron en el aire y se dieron cuenta de que andaban fuera del cuerpo y que el cuerpo lo habían dejado dormido en la cama. «Es que cuando el cuerpo duerme el alma vaga». Pero el alma puede salir de su sopor inconsciente por medio de esta clave. Deberéis acostumbraros durante el día a esta práctica, para que se grave en el subconsciente y actúe durante el sueño. [CURSO ZODIACAL]
Durante las horas del sueño, todo ser humano se mueve en ASTRAL, flota fuera del Cuerpo físico. Desgraciadamente los seres humanos deambulan, durante el sueño, en los mundos Internos con la conciencia absolutamente dormida también. Por lo común, se dedican a realizar las mismas tareas ejecutadas en la vida diaria. Si alguien despertara a conciencia cuando está dedicado a las tareas nocturnas, tendría oportunidad de contemplar con sus ojos astrales todas las maravillas de los mundos superiores, y podría dedicarse al estudio de los Grandes Misterios de la vida y de la muerte.Revelaremos una clave precisamente para despertar conciencia ASTRAL, durante el tiempo del sueño normal, en los mundos superiores:
EJERCICIO:Durante el estado de vigilia, a cada instante, dentro del trabajo de la vida diaria, hay que acostumbrarse al «Discernimiento». Cuando el estudiante vea, por ejemplo, una hermosa puesta del sol, con todos sus colores de púrpura, lo más lógico que debe hacer es preguntarse a sí mismo: ¿Estaré yo en cuerpo ASTRAL?...¿Andaré fuera del Cuerpo Físico?...Entonces, procurar dar un pequeño salto, un brinco hacia arriba, con la intención de flotar. Y si logra flotar es porque está en Cuerpo ASTRAL, es porque dejó durmiendo su cuerpo físico en el lecho, inactivo, aunque sí con todas sus facultades vitales.Deben admitir y recordar los discípulos gnósticos que, durante el sueño, las almas ven astralmente las cosas exactamente iguales a las existentes en el mundo físico; y por ello cree firmemente cualquiera, que se encuentra en cuerpo físico. ¡Es que en los mundo internos reina la ley de la levitación en tanto que en el mudo físico, la ley de la gravedad!Así, pues, el saltito resuelve el problema y, si se flota en ASTRAL, se despertará conciencia. Y todo detalle, toda cosa digna de curiosidad, todo hermoso paisaje de la naturaleza, debe ser motivo para que el estudiante se formule aquella pregunta y para que ejecute el salto.

HECHO ILUSTRATIVO DE LA VIDA DIARIA.Aquél Juan mencionado aquí tantas veces, nuestro amigo, acostumbraba a realizar esta práctica durante su vida diaria, a cada instante, en presencia de cualquier detalle lleno de interés o curiosidad.Y una noche... Juan visitó a unos amigos. Ellos lo acogieron con extremado afecto. Sentado entre ellos, compartía el diálogo y se hallaba realmente muy contento. Empero, como Juan se hallaba siempre habituado, en presencia de cualquier detalle importante, a hacerse aquella pregunta, lógicamente esta reunión de amigos constituyó motivo suficiente para interrogarse a sí mismo:¿Estaré en ASTRAL?... ¿Andaré fuera del cuerpo físico?
Miró a su alrededor y, evidentemente, todo demostraba que se encontraba en Cuerpo físico. Sus amigos estaban vestidos: con abrigos, unos, con trajes,, otros, trajes del hombre de la vida urbana común y corriente. ¡Nada indicaba que Juan estuviera en ASTRAL! No obstante, se dijo para sí: ¡voy a efectuar el saltito! Pidió permiso a sus contertulios, y salió del recinto. Ya afuera, ejecutó el saltito lo más alto que pudo, con la intención de volar resueltamente. El resultado fue sorprendente: ¡Quedó flotando en el espacio! ¡Se dio cuenta perfecta de que estaba en el ASTRAL! ¡De que su cuerpo físico había quedado en la cama!...
A Juan se le ocurrió hacerse esa pregunta al instante, porque durante su vida diaria, a cada momento se la formulaba. Total: esta práctica se había grabado en su subconsciente en forma absoluta: y, ahora, automáticamente el subconsciente lo impulsaba a repetírsela en el sueño, precisamente cuando estaba fuera del Cuerpo Físico. Resultó conciencia en el ASTRAL.
Juan regresó al recinto y habló así a sus amigos:- Comunico a ustedes, mis amigos, que los aquí reunidos, nos encontramos en Cuerpo ASTRAL... La cuestión es que ustedes, amigos, se acostaron hace algunas horas, para dormir...¡Pues sus cuerpos Físicos están en sus respectivas camas!... ¡Y aquí, todos ustedes están en ASTRAL.Los contertulios se miraron a sí mismos y unos con otros se palparon y dijeron:¡Eso es imposible! Nosotros estamos en cuerpo físico: ¡en carne y hueso!
Y terminaron riéndose de Juan. Reían como locos. Viendo Juan que sus amigos eran unos inocentes, o que vivían con la consciencia dormida, se retiró del recinto, y flotando, en Cuerpo ASTRAL, pensó dirigirse a San Francisco California, y así lo hizo: Necesitaba visitar cierto templo que un iniciado fundó ahí.

UN DESENCARNADO INCONSCIENTEPor el camino, Juan encontró a un hombre en Cuerpo ASTRAL, quien marchaba a pie por una carretera. Este sujeto era un cargador, y portaba sobre sus espaldas un gran fardo que pesaba demasiado. Cuando Juan lo miró, pudo percibir detalles: ¡Dicho sujeto era un muerto! Había desencarnado hacía algún tiempo! Y, ahora, en cuerpo ASTRAL, ambulaba a lo largo del camino carretero. Ese hombre estaba firmemente convencido de que andaba en cuerpo físico. ¡Ignoraba aquello de su muerte! Marchaba con la consciencia dormida... [LOGOS MANTRAM TEURGIA]
SALIDAS ASTRALES. Diariamente, cada vez que tú te encuentres en tu trabajo, o en la calle, o en la casa, o en presencia de alguna cosa extraña, o ante una persona que hacía mucho tiempo no veías, pregúntate a ti mismo: «¿Estaré en cuerpo ASTRAL?».Dad luego un saltito y si flotas es porque estáis en cuerpo ASTRAL, luego podéis dirigiros volando a cualquier lugar del mundo. Si no flotareis es porque estáis en carne y hueso.Cuando uno practica este ejercicio durante el día, lo repite en sueños y el resultado es el despertar en el ASTRAL. [MEDICINA OCULTA Y MAGIA PRACTICA]

CLAVE PARA DESPERTAR CONCIENCIA DURANTE EL SUEÑO.No es peligroso salir en cuerpo ASTRAL porque todo el mundo sale en cuerpo ASTRAL durante el sueño. El que quiera despertar conciencia durante el sueño debe conocer la clave del «Discernimiento».Durante el sueño, todo ser humano anda en los mundos internos con la conciencia dormida. El alma envuelta en su cuerpo ASTRAL, abandona el cuerpo físico durante el sueño. Así es como el cuerpo etérico puede reparar al cuerpo denso.Cuando el alma entra al cuerpo, entonces despertamos del sueño natural. En los mundos internos, las almas se ocupan de los mismos oficios cotidianos; entonces compran y venden, como en el mundo físico. Las almas de los vivos y de los muertos conviven juntas durante el sueño. En los mundos internos todo lo vemos como en el mundo físico: el mismo sol, las mismas nubes, las mismas casas de la ciudad, todo igual.
Ahora entenderán nuestros discípulos porque los muertos no aceptan que están muertos.Ahora comprenderán nuestros discípulos porqué las almas de los vivos compran y venden, trabajan, etc., durante el sueño.
Saliendo en cuerpo ASTRAL es como conocemos los misterios de la vida y de la muerte. Todo ser humano sale en cuerpo ASTRAL durante el sueño. Podemos conocer los grandes misterios de la vida y de la muerte despertando conciencia durante el sueño existente una clave: la del Discernimiento.Veamos: Si vais por una calle y os encontráis con un amigo, o veis objetos que os llamen la atención, dad un saltito con la intención de flotar, es lógico que si flotáis es porque andáis fuera del cuerpo físico; empero si no flotáis es porque estáis en cuerpo físico.Sucede que en los mundos internos actuamos durante el sueño de la misma manera que en carne y hueso, y si a esto se añade que allí todo lo vemos igual que aquí en el mundo físico, entonces comprenderemos que sólo si logramos volar despertaremos conciencia para darnos cuenta de que estamos en cuerpo ASTRAL.
Este ejercicio se practica a cada instante durante el estado de vigilia y en presencia de toda cosa curiosa. Lo que se hace en vigilia se repite durante el sueño. Si hacemos esta práctica durante el sueño, el resultado será que al saltar quedaremos flotando en cuerpo ASTRAL; entonces despertará nuestra conciencia y llenos de felicidad diremos: Estoy en cuerpo ASTRAL. [MISTERIOS MAYORES]


En el museo de Antropología e Historia de la ciudad de México existe la figura de un hombre en piedra, semiacostado, en decúbito dorsal. Las plantas de sus pies se posan en su lecho, las rodillas en alto, las piernas medio flexionadas contra los muslos, el torso arqueado en actitud de primer impulso para levantarse, con la cara hacia la izquierda y la mirada en el horizonte; en sus manos, un recipiente a la altura del plexo solar.Este hombre en piedra es conocido por los arqueólogos con el nombre de Chac-Mool y es uno de los pocos símbolos del panteón azteca que se salvaron de la destrucción de la conquista. Fue tallado por los místicos aztecas, mayas, tarascos, etc., para perpetuar la sabiduría que ellos recibieron como herencia secreta de sus antepasados. El nombre de esta escultura azteca es FARAON; nombre cuyas sílabas se descomponen así: fa-ra-on, y que debidamente vocalizadas son un mantram que hace que el cuerpo astral de quien las pronuncie se separe del físico y el hombre flote en el espacio hacia la gran pirámide de Gizeh en Egipto.No es peligroso salir en cuerpo astral. Durante el sueño todos los seres humanos andamos en los mundos internos con la conciencia dormida. Toda alma abandona su cuerpo físico durante el sueño, entonces el cuerpo etérico tiene la oportunidad de reparar al cuerpo físico. Cuando el alma regresa al cuerpo físico despertamos del sueño normal.En los mundos internos las almas se ocupan en los mismos menesteres cotidianos que desempeñan en la Tierra durante la vigilia; compran, venden, trabajan en la oficina, en el taller, en la fábrica, en el campo, etc. Las almas encarnadas y las desencarnadas conviven durante el sueño. En los mundos internos todo es igual: el sol, las nubes, las ciudades, las cosas. Le bastará concurrir a una sesión espiritista para darse cuenta de que los muertos no aceptan que están muertos y comprenderá por qué las almas de los vivos aman, sufren, luchan, trabajan durante el sueño. En los mundos internos tenemos que aprender a conservar la lucidez de la conciencia durante el sueño.Para esto recomendamos que cada vez que se encuentre con personas, acontecimientos o cosas raras que llamen su atención, discierna y se pregunte: ¿Estoy en cuerpo físico o en astral? Dé un saltito para ver si puede flotar; si llegara a flotar, anda en cuerpo astral; si no flota, está en cuerpo físico. En los mundos internos actuamos como si estuviéramos en carne y hueso, como si estuviéramos despiertos. No hay diferencia entre estos dos mundos, entre el físico y el astral. (Lea Los Mil y un Fantasmas, de Alejandro Dumas).
Lo que habitualmente hacemos en estado de vigilia lo hacemos también durante el sueño. Si durante el día practica usted la clave de dar un saltito para cerciorarse en qué cuerpo anda, por las noches, cuando con propósito de salir en cuerpo astral salte usted de su lecho, quedará flotando en el espacio y, permaneciendo su cuerpo físico dormido, podrá viajar a través del infinito para asistir a los bellos rituales y cátedras que imparten los grandes Maestros en los templos que existen en estado de jinas en varias partes de este país y en todo el mundo.Indiscutiblemente, las secretas enseñanzas nahuas son comunes a todos los pueblos de la más remota antigüedad. Entre las leyendas húngaras se habla del «pueblo del monolito» cuyos indescifrables caracteres se parecen a los que existen en una gigantesca roca perdida en un lejano valle de Yucatán, México.
No olvide la clave: Aprovechar el estado de somnolencia entre la vigilia y el sueño para que, por medio de su voluntad, se desdoble en cuerpo astral, discernimiento y memoria. Con este triángulo conocerá por usted mismo los grandes misterios de la vida y de la muerte.Para interpretar sus sueños lea el libro de Daniel en la Biblia. [MAGIA CRISTICA AZTECA]
CLAVE DE SOL Quien quiera despertar conciencia debe empezar por dividir la atención en tres partes: sujeto, objeto, lugar.Sujeto: íntima recordación de sí mismo de momento en momento. No olvidarse de sí mismo ante ninguna representación, ante ningún acontecimiento.Objeto. No identificarse con cosa alguna, con circunstancia alguna, observar sin identificación, sin olvidarse de sí mismo.Lugar: Preguntarse a sí mismo: ¿Qué lugar es éste?, observar el lugar detalladamente, preguntarse a sí mismo: ¿Porque estoy en este lugar?La división de la atención en tres partes conducirá a los aspirantes hasta el despertar de la conciencia. Querer vivenciar las grandes realidades de los mundos superiores sin haber despertado conciencia aquí y ahora, es marchar por el camino del error. [EL COLLAR DEL BUDA]
AUTOSUGESTIÓN Antes de dormiros en vuestro lecho, haréis la siguiente práctica de autosugestión:«Voy a dormir, Donde quiera que yo aparezca ahora, es porque estoy en cuerpo ASTRAL, me reconoceré, me reconoceré, me reconoceré y me dirigiré a la Iglesia Gnóstica». Podéis haceros esta auto-sugestión por media hora y luego adormecerse tranquilamente.En el ASTRAL, os reconoceréis matemáticamente y al tiempo de despertar no os mováis y haced un ejercicio retrospectivo para recordar donde estuvisteis. [CURSO ZODIACAL]
IMAGINACION Y VOLUNTAD. Hay una clave para salir en cuerpo ASTRAL y ésta es rápida: al despertarse del sueño normal, cerrar uno sus ojos al despertar, sin moverse, y con los ojos cerrados imaginarse vivamente cualquier sitio (pero no imaginar que se está imaginando). Hay que traducirlo en hechos, siéntanse plenamente seguros de estar en el lugar imaginado, unir la voluntad a la imaginación y es lógico que si se logra la unión el resultado es el triunfo. Poner la imaginación en juego, echar a caminar en el lugar que se esté imaginando con «FE». [TAROT Y KABALA.]
A tiempo de estaros adormeciendo, concentrad intensamente vuestra imaginación y vuestra voluntad, unidas en vibrante armonía, en un determinado sitio o lugar. la concentración debe ser perfecta, y luego echad a caminar con «Fe» por el sitio «imaginado». Debéis no imaginar que os estáis imaginando, porque entonces el experimento fracasará. Hay que sentirse realmente en el sitio imaginado y olvidarse totalmente del cuarto de dormir.
Este experimento se debe realizar durante el estado de transición de la vigilia al sueño, y una vez allí en ese sitio, arrodillaos y pedid a vuestro propio DIOS interno que os lleve a la Santa Iglesia Gnóstica, que es la gran Catedral del Alma y el templo donde oficia el Logos Solar, nuestro Señor el Cristo. [CURSO ZODIACAL]
PIEDRA AMARILLA Los hombres antiguos crecieron espiritualmente bajo la influencia de la «Osa mayor», y si los estudiantes quieren despertar conciencia deben meditar «Intensamente» en la Osa mayor. Esa constelación irradia poderosas fuerzas espirituales y el hombre debe aprender a conversar con los genios siderales de esa constelación.Existe una clave para trasladarse a esa constelación. La clave es meditar profundamente en una «Piedra amarilla» que existe en el ASTRAL. Haced esta práctica en los instantes de transición entre la vigilia y el sueño, y entonces os trasladaréis en cuerpo ASTRAL a la estrella más grande de la Osa mayor, donde existe una poderosa y gigantesca civilización. [CURSO ZODIACAL]

MEDITACIONEn las antiguas escuelas de misterios aztecas, después de las pruebas a las que eran sometidos los candidatos, estos podían pasar a trabajar directamente con la serpiente emplumada. No queremos decir con esto que usted haya pasado victoriosamente sus pruebas, eso lo veremos más adelante. Mientras tanto, vamos a seguir trabajando con la meditación.La meditación es el pan del sabio. Cuando el sabio medita busca a Dios, busca información o busca poder. Cinco son las claves de la meditación:
1.- Postura cómoda.2.- Mente en blanco.3.- Concentración.4.- Introversión.5.- Extasis.
Sentado en la postura más cómoda para usted, concéntrese en su cuerpo físico y, después de examinarlo atentamente y comprobar que usted no es ese maravilloso vehículo suyo, deséchelo de su mente diciendo: Yo no soy mi cuerpo físico.Concéntrese en su cuerpo etérico, identifíquelo y, después de observar atentamente su bellísima luminosidad que sobresale del cuerpo físico formando un aura multicolor y comprobar que usted no es ese su segundo cuerpo, deséchelo de su mente diciendo: Yo no soy mi cuerpo etérico.
Adéntrese más en usted mismo y concéntrese primero en su cuerpo astral y después en su cuerpo mental. Estos cuerpos son las dos columnas de los templos masónicos -Yakin y Boaz- cuya base fundamental es la piedra cúbica de Yesod, el cuerpo etérico. Concéntrese bien en estos dos cuerpos y, después de comprobar que usted no es ninguno de ellos y que sólo son dos más de sus instrumentos de expresión, deséchelos de su mente diciendo: Yo no soy mi cuerpo astral. Yo no soy mi cuerpo mental.Despójese de sus cuatro cuerpos de pecado al llegar a esta etapa de su meditación y pase por en medio de las dos columnas -blanca y negra- del templo que es su cuerpo viviente y en las cuales está escrita con caracteres de fuego la «palabra de pase» INRI. Descomponga esta palabra en dos sílabas y vocalícelas una inmediatamente después de la otra así:
IIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIINNNNNNNNNNNNNNRRRRRRRRRRRRRRRRRIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIA continuación sálgase a vagar por el mundo de la niebla de fuego sin sus cuatro vehículos materiales. Regrese a su cuerpo para seguir trabajando, concéntrese nuevamente en la columna negra de su templo viviente, su cuerpo astral; trate de escuchar el agudo canto del grillo del que hablamos en el capítulo IV -agudo canto que es la esencia de la palabra perdida INRI- y sin dejar de escuchar ese agudo canto, que ahora sale de entre las celdillas de su cerebro, concéntrese en la columna blanca, su cuerpo mental.
No se detenga, siga meditando. Concéntrese en su cuerpo de voluntad hasta que tenga conciencia del mismo y, cuando haya comprobado que usted no es ese otro de sus cuerpos, deséchelo de su mente diciendo: Yo no soy mi cuerpo de voluntad.Dé un paso más en su meditación. Concéntrese en su cuerpo de conciencia, identifíquelo y compruebe que usted no es él, que se trata de otro de sus maravillosos vehículos de expresión, y deséchelo diciendo: Yo no soy mi cuerpo de conciencia.Entonces preguntará usted: ¿Quién soy yo? Una voz muy queda y dulce le contestará: Tú eres yo, el intimo, el reflejo del yo Cristo; tú y yo somos uno. En ese momento trate de identificarse con su Cristo interno; siéntase ser El; dígase Yo soy El... Yo soy El... Yo soy El...Al alcanzar ese estado de conciencia pronuncie mentalmente el mantram PANDER; descomponga este mantram en dos sílabas y pronúncielas una inmediatamente después de la otra alargando el sonido. Este mantram le ayudará a identificarse con su Cristo interno.
Con la introversión diaria logrará despertar su conciencia a tal grado que durante el sueño actuará en cuerpo astral con la misma naturalidad y lucidez que en cuerpo físico. Y cuando, por su sinceridad y devoción, en su éxtasis se le permita visitar los núcleos sobre los cuales se fundamenta el universo -que alegóricamente hablando parecen agujeros-, podrá contemplar la Divina Majestad del Absoluto. La meditación interna acelera el despertar de la serpiente emplumada, cuya ascensión libera al iniciado de la rueda de nacimientos, pero hay que ayudar a su ascensión meditando primero en Idá y después en Pingalá, corrientes de fuego -negativa a la izquierda y positiva a la derecha- que suben a los lados de la médula espinal hasta el chacra pituitario y que preceden, en su ascensión, a la del fuego sagrado de Quetzalcoatl.
Para dar oportunidad al etérico, que durante el sueño se dedica a reparar el desgaste del cuerpo físico, todos salimos en cuerpo astral; pero usted debe salir en cuerpo astral a voluntad, conscientemente y cuantas veces lo desee.
En el plano astral lo someteremos a pruebas para conocer sus cualidades y defectos; mas, si ha pesar de los ejercicios que le hemos dado no ha logrado salir en cuerpo astral a voluntad, le recomendamos que practique tenazmente la meditación interna. Así recobrará el poder natural de manejar su cuerpo astral, poder que por ahora ha perdido. [MAGIA CRISTICA AZTECA]
ELEMENTO INICIADOR DISCIPLINA DEL YOGA DEL SUEÑO.Aquellos aspirantes que sinceramente anhelen la experiencia mística directa, incuestionablemente deben comenzar por la disciplina del yoga del sueño.Es ostensible que el gnóstico debe ser exigente consigo mismo y aprender a crear condiciones favorables para el recuerdo y comprensión de todas esas experiencias íntimas que siempre ocurren durante el sueño.Antes de acostarnos para el descanso de los afanes y fatigas del diario vivir, conviene poner la debida atención al estado en que nos encontramos.Los devotos que debido a las circunstancias llevan vida sedentaria, nada pierden y mucho ganan si antes de acostarse realizan un paseo corto a paso vivo y al aire fresco; Tal paseo aflojará sus músculos...Sin embargo, conviene aclarar que jamás debemos abusar de los ejercicios físicos; necesitamos vivir armoniosamente.La cena, merienda o comida final del día, debe ser ligera, libre de manjares pesados o estimulantes, evitando cuidadosamente el ingerir elementos que puedan desvelarnos, quitarnos el sueño.La forma más elevada de pensar es no pensar. Cuando la mente está quieta y en silencio, libre de los afanes del día y de las ansiedades mundanas, se encuentra entonces en un estado ciento por ciento favorable para la práctica del Yoga del sueño.Cuando realmente trabaja el centro emocional superior concluye, aunque sea por breve tiempo, el proceso del pensar...
Es evidente que el mencionado centro entra en actividad con la embriaguez dionisíaca.Tal arrobamiento se hace posible al escuchar con infinita devoción las sinfonías deliciosas de un Wagner, de un Mozart, de un Chopin, etc.La música de Beethoven, muy especialmente, resulta extraordinaria para hacer vibrar intensivamente al centro emocional superior.En ella encuentra el gnóstico sincero un inmenso campo de exploración mística, porque no es música de forma sino de ideas arquetípicas inefables; cada nota tiene su significado; cada silencio, una emoción superior.
Beethoven, al sentir tan cruelmente los rigores y pruebas de la «Noche espiritual», en vez de fracasar como muchos aspirantes, fue abriendo los ojos de su intuición al supernaturalismo misterioso, a la parte espiritual de la naturaleza, a esa región donde viven los Reyes angélicos de esta gran creación universal: Tlaloc, Ehecatl, Huehueteotl, etc., etc., etc.Ved al músico filósofo a lo largo de su existencia ejemplar. Sobre su mesa de trabajo tiene constantemente a la vista a su divina madre KUNDALINI, la inefable Neith, la Tonantzin de Anahuac, la suprema Isis egipcia.
Se nos ha dicho que el citado gran Maestro había puesto al pie de aquella figura adorable una inscripción, de puño y letra del mismo, que reza misteriosa: «Yo soy la que ha sido, es y será, y ningún mortal ha levantado mi velo»:El progreso íntimo revolucionario se hace imposible sin el auxilio inmediato de nuestra Divina madre Tonantzin. Todo hijo agradecido debe amar a su Madre; Beethoven amaba entrañablemente a la suya. Fuera del cuerpo físico, en las horas del sueño, el alma puede platicar con su divina Madre; empero, es evidente que debemos empezar con la disciplina del Yoga del Sueño. Necesitamos prestar atención a la recámara en la que hemos de dormir. La decoración debe ser agradable. Los colores más deseables para los fines que se persiguen -a despecho de lo que otros autores aconsejan- son precisamente las tres tonalidades primarias: azul, amarilla y roja.
Indubitablemente, los tres colores básicos se corresponden siempre con las tres fuerzas primarias de la naturaleza(El santo Triamanzikamno). Santo afirmar, santo negar y santo conciliar.No está de más recordar que las tres fuerzas originales de esta gran creación cristalizan siempre en forma positiva, negativa y neutra. La «Causa causorum» del santo Triamanzikamno se encuentra oculta en el elemento activo Okidanok; éste último, en sí mismo, es tan sólo la emanación del sagrado Absoluto Solar. Obviamente, el rechazo a los tres colores fundamentales, después de todas estas razones expuestas, equivale, por simple deducción lógica, a caer en un despropósito, en un desatino.El Yoga del sueño resulta extraordinario, maravilloso, formidable; sin embargo, suele ser muy exigente. La recámara debe estar siempre muy bien perfumada y ventilada, mas no inundada con el sereno frío de la noche. Después de una detallada revisión de sí mismo y de la recámara en la que hemos de dormir, el gnóstico debe examinar su cama.
Si observamos cualquier brújula, podremos verificar por nosotros mismos que la aguja se orienta hacia el norte. Incuestionablemente, es posible aprovechar conscientemente esa corriente magnética del mundo que fluye siempre de Sur a Norte. Orientemos el lecho en forma tal que la cabecera quede siempre hacia el Norte; sólo así podremos usar inteligentemente la corriente magnética indicada por la aguja.El colchón no tiene que ser exageradamente duro ni tampoco demasiado blando, es decir, tiene que tener una elasticidad tal que en modo alguno afecte a los procesos psíquicos del durmiente. Los resortes chillones o una cabecera que cruja y gima al menor movimiento del cuerpo del durmiente, constituyen un serio obstáculo para estas prácticas. Se colocan debajo de la almohada un cuaderno o libreta y un lápiz, de modo tal que se les pueda encontrar fácilmente en la obscuridad.
Las ropas de cama deben ser frescas y muy limpias; debe perfumarse la funda de la almohada con nuestra fragancia preferida. Después de cumplir con todos estos requisitos, el asceta gnóstico procederá a dar el segundo paso de esta disciplina esotérica.Se meterá en su lecho y, habiendo apagado las luces, se echará en decúbito dorsal, es decir, sobre sus espaldas, con los ojos cerrados y las manos sobre el plexo solar. Se quedará completamente quieto durante algunos instantes y, después de haberse aflojado o relajado totalmente, tanto en lo físico como en lo mental, se concentrará en Morfeo, el DIOS del Sueño.Incuestionablemente, cada una de las partes aisladas de nuestro Real Ser ejerce determinadas funciones, y es precisamente Morfeo (no se confunda con Orfeo) el encargado de educarnos en los misterios del sueño. Sería algo más que imposible trazar un esquema del Ser; empero, todas las partes espiritualizadas, aisladas, de nuestra presencia común, quieren la perfección absoluta de sus funciones.
Cuando nos concentramos en Morfeo, éste se alegra por la brillante oportunidad que le brindamos. Es urgente tener fe y saber suplicar. Nosotros debemos pedirle a Morfeo que nos ilustre y despierte en los mundos suprasensibles. A esta altura comienza a apoderarse del Gnóstico esoterista una somnolencia muy especial, y entonces adopta la postura del león: «Echado sobre su costado derecho, con la cabeza apuntando hacia el norte, recoge las piernas hacia arriba lentamente hasta que las rodillas queden dobladas. En esta posición la pierna izquierda se apoya sobre la derecha; luego coloca la mejilla derecha sobre la palma de la mano derecha y deja que el brazo izquierdo descanse sobre la pierna del mismo lado».
Al despertar del sueño normal no debemos movernos, porque es claro que con tal movimiento se agitan nuestros valores y se pierden los recuerdos. Indubitablemente, el ejercicio retrospectivo se hace necesario en tales instantes, cuando deseamos recordar con entera precisión todos y cada uno de nuestros sueños. El gnóstico debe anotar muy cuidadosamente los detalles del sueño o sueños en la libreta o cuaderno que colocó debajo de la almohada para este propósito.
Así podrá llevar un record minucioso sobre su progreso íntimo en la “Yoga del sueño”. Aunque sólo quedaren en la memoria vagos fragmentos del sueño o sueños, éstos deben ser cuidadosamente registrados. Cuando no ha quedado nada en la memoria, debe iniciarse el ejercicio retrospectivo con base en el primer pensamiento que hayamos tenido en el instante preciso del despertar, obviamente, aquél se encuentra asociado íntimamente al último sueño.Necesitamos aclarar solemnemente que el ejercicio retrospectivo se inicia antes de haber retornado totalmente al estado de vigilia, cuando aún nos encontramos en estado de somnolencia tratando de seguir conscientemente la secuencia del sueño. La práctica del mencionado ejercicio se comienza siempre con la última imagen que hubiéramos tenido instantes antes de regresar al estado de vigilia.Terminaremos este capítulo afirmando solemnemente que no es posible pasar más allá de esta parte relacionada con la disciplina del Yoga del sueño a menos que hayamos logrado la memoria perfecta de nuestras experiencias oníricas.
EL SUEÑO TANTRICO.Indubitablemente, resulta urgente repasar mensualmente nuestro cuaderno o libreta de notas con el propósito de verificar por si mismos el progresivo adelanto de la memoria onírica. Cualquier posibilidad de olvido debe ser eliminada. No debemos continuar con las prácticas subsiguientes en tanto no hayamos logrado la memoria perfecta. Resultan particularmente interesantes aquellos dramas que parecen salir de otros siglos o que se desarrollan en medios o ambientes que nada tienen que ver con la existencia de vigilia del soñador.Hay que estar en estado de alerta percepción, alerta novedad, y poner muy especial atención al estudio de los detalles que incluyen cuestiones específicas, pláticas, reuniones, templos, actividades inusitadas en relación con otras personas, etc., etc., etc.Logrado el desarrollo íntegro de la memoria onírica, eliminada ya cualquier posibilidad de olvido, el proceso de simbolización abrirá el camino de la revelación. A la ciencia básica de la interpretación de los sueños debemos buscarla en la ley de las analogías filosóficas, en la ley de las analogías de los contrarios y en la ley de las correspondencias y de la numerología.
Las imágenes astrales, reflejadas en el espejo mágico de la imaginación, jamás se deben traducir literalmente pues son tan sólo representaciones simbólicas de las ideas arquetípicas y deben ser utilizadas de la misma manera que un matemático utiliza los símbolos algebraicos. No está de más afirmar que tal género de ideas desciende del mundo del espíritu puro. Obviamente, las ideas arquetípicas que descienden del ser devienen maravillosas informándonos, ya sobre el estado psicológico de tal o cual centro de la máquina, ya sobre asuntos esotéricos muy íntimos, ya sobre posibles éxitos o peligros, etc., envueltas siempre entre el ropaje del simbolismo.Abrir tal o cual símbolo ASTRAL, tal o cual escena o figura, con el propósito de extraer la idea esencial, sólo es posible a través de la «Meditación del Ser lógica y confrontativa». Al llegar a este estado de la disciplina del Yoga del sueño, se hace indispensable entrar en el aspecto tántrico de la cuestión.La sabiduría antigua enseña que Tonantzin (Devi KUNDALINI), nuestra divina Madre Cósmica particular (pues cada persona tiene la suya propia), puede adoptar cualquier forma pues es el origen de todas las formas. Por lo tanto, conviene que el gnóstico medite sobre ella antes de quedarse dormido.El aspirante deberá entrar diariamente en el proceso de sueño repitiendo con mucha fe la siguiente oración: «Tonantzin, teteoinnan, ¡Oh!, mi madre, ven a mí, ven a mí! ».
Según la ciencia tántrica, si el gnóstico insiste en esta práctica, más tarde o más temprano habrá de surgir como por encanto, de entre las cambiantes y amorfas expresiones de sus sueños, un elemento iniciador. Hasta tanto no haya identificado íntegramente a ese iniciador, es indispensable continuar registrando sus sueños en la libreta o cuaderno.
El estudio y análisis profundo de cada sueño anotado resulta impostergable en la disciplina esotérica del sueño tántrico. Incuestionablemente, el progreso didáctico habrá de conducirnos al descubrimiento del iniciador o elemento unificador del sueño.Indubitablemente, el gnóstico sincero que llega a este estadio de la disciplina tántrica se encuentra, por tal motivo, listo para dar el paso siguiente, el cual será el tema de nuestro próximo capítulo.
PRACTICA DEL RETORNO.Cuando el aspirante ha realizado con pleno éxito todos los ejercicios gnósticos relacionados con el esoterismo del sueño, es ostensible que entonces se encuentra íntimamente preparado para la práctica del retorno. En el capítulo anterior algo dijimos sobre el elemento iniciador que surge como por encanto de entre las cambiantes y amorfas expresiones de sus sueños.Ciertas personas muy psíquicas, refinadas e impresionables, han poseído siempre en sí mismas el elemento iniciador. Tales personas se caracterizan por la repetición continua de un mismo sueño; esos psíquicos reviven periódicamente tal o cual escena o ven en sus experiencias oníricas, en forma constante, a ésta o a aquella criatura o símbolo.Cada vez que el elemento iniciador -sea este último símbolo, sonido, olor o persona, etc.- es recordado al despertar del sueño normal, el aspirante, con los ojos aún cerrados, continúa visualizando la imagen clave familiar y luego, intencionalmente, tratará de dormirse nuevamente prosiguiendo con el sueño. Con otras palabras, diremos que el aspirante intenta volverse consciente de su propio sueño y por ello prosigue intencionalmente con el mismo, pero llevándolo al estado de vigilia, con plena lucidez y autocontrol.Se convierte así en espectador y actor de un sueño, con la ventaja, por cierto nada despreciable, de poder abandonar la escena a voluntad para moverse libremente en el mundo ASTRAL.
Entonces, el aspirante, libre de todas las trabas de la carne, fuera de su cuerpo físico, se habrá desprendido de su viejo y familiar ambiente penetrando en un universo regido por leyes distintas.La disciplina del estado de sueño de los tántricos budistas conduce didácticamente al despertar de la conciencia. El gnóstico sólo puede despertar, al estado verdadero de iluminación, comprendiendo y desintegrando sueños. Las sagradas escrituras del Indostán afirman solemnemente que el mundo entero es el sueño de Brahma.
Partiendo de este postulado hindú, afirmaremos en forma enfática lo siguiente: «Cuando Brahma despierta, el sueño concluye». En tanto el aspirante no haya logrado todavía la disolución radical, no sólo de los sueños en sí mismos, sino también de los resortes psicológicos que los originan, el despertar absoluto será algo más que imposible. El despertar definitivo de la conciencia sólo es posible mediante una transformación radical. Los cuatro evangelios crísticos insisten en la necesidad de despertar; desafortunadamente, las gentes continúan dormidas...Quetzalcoatl, el Cristo mexicano, ciertamente fue un hombre ciento por ciento despierto. La multiplicidad de sus funciones también nos indica con entera precisión la gran antigüedad de su culto y la profunda veneración con que se le veía en todo Centro América. Los Dioses santos de Anahuac son hombres perfectos en el sentido más completo de la palabra, criaturas absolutamente despiertas; seres que erradicaron de su psiquis toda posibilidad de soñar. Tlaloc, «el que hace brotar», DIOS de las lluvias y del rayo, siendo un DIOS es también un hombre despierto, alguien que tuvo que eliminar de su psiquis no sólo sus sueños sino, además, a toda posibilidad de soñar. Es el individuo sagrado principal de la antiquísima cultura olmeca, y aparece siempre con la máscara del tigre-serpiente en las hachas colosales y en diversas figuras de jade.
Tezcatlipoca y Huitzilopochtli, criaturas del fuego, vivas representaciones de la noche y del día, son también hombres despiertos, seres que lograron pasar más allá de los sueños. Fuera del cuerpo físico, el hombre despierto puede invocar a los Dioses santos de Aztecas, Mayas, zapotecas, toltecas, etc. Los Dioses de los códices Borgia, Borbónico, etc., etc., etc., vienen al llamado del hombre despierto. Mediante el auxilio de los Dioses santos, el hombre despierto puede estudiar, en la luz ASTRAL, la Doctrina Secreta de Anahuac. [DOCTRINA SECRETA DE ANAHUAC]
Si a pesar de todas las claves que os hemos enseñado para salir conscientemente en cuerpo ASTRAL, no lo habéis logrado, no te desilusiones; Estudiad los capítulos 16, 17, 18, 19, 20, 21 de mi libro titulado: «La Doctrina Secreta de Anahuac». Yo te prometo querido lector que si tú te sometes a toda la disciplina escrita en los citados capítulos, aprenderás a viajar conscientemente por los mundos suprasensibles. Lo importante es que hagas todo correctamente y que no desmayes en la lucha hasta triunfar. Platicando tú y yo a través de este libro que tienes en tus manos, te digo sinceramente que lo único que a mí me interesa es que tú progreses, quiero ayudarte de verdad. [MEDICINA OCULTA Y MAGIA PRACTICA.]

0 Comments:

Post a Comment

<< Home